• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La MUD pide derecho de palabra en Consejo Permanente de la OEA

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA

La alianza opositora espera que la Organización de Estados Americanos convoque la sesión inmediatamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Mesa de la Unidad Democrática envió sendos comunicados a la Organización de Estados Americanos y al Parlamento del Mercosur, en los  que exigen se aborde “la violación a la Constitución” que representó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de no limitar la ausencia del Presidente y darle continuidad a su gabinete ejecutivo en un nuevo período.

Al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, le piden que se convoque inmediatamente a una sesión del Consejo Permanente, conforme al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, para dar a conocer lo que consideran violaciones al orden constitucional venezolano.

“Solicitamos que se nos conceda un derecho de palabra en la sesión del Consejo Permanente que a tales efectos se convoque, a fin de explicar las graves violaciones denunciadas y poder brindar información que ayude a los Estados miembros a la apreciación colectiva de la situación”, expresa el comunicado, firmado por el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo. La carta será entregada hoy por la representante de la MUD en Washington, Laura Rojas.

La alianza opositora reitera en ambos comunicados las razones por las cuales considera que se irrespetó la carta magna. Aclara que como el 10 de enero de este año empezó un nuevo período constitucional, no se puede aplicar la tesis oficialista de la continuidad y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, debe asumir la Presidencia de la República.

En la carta que se envió al presidente del Parlamento del Mercosur, Ignacio Mendoza Unzaín, la MUD explica que se apoyan en esa institución porque su ordenamiento jurídico dispone de un instrumento normativo sobre los principios y valores democráticos.

“Nos referimos al protocolo de Ushuaia (I y II), cuyo artículo 1 establece que este se aplicará en casos de ruptura o de amenaza de ruptura del orden democrático, de una violación del orden constitucional o de cualquier situación que ponga en riesgo el legítimo ejercicio del poder y la vigencia de los valores y principios democráticos”.

La carta asegura que el Mercosur tiene el cometido de preservar la democracia y los derechos democráticos en sus Estados miembros. “Recurrimos a ustedes para hacer este planteamiento, solicitar se impulse un debate sobre una situación que de no rectificarse podría afectar la estabilidad de la región, e igualmente un pronunciamiento al respecto”, señala el texto.

Para la alianza opositora, el fallo del máximo tribunal venezolano “violenta la Constitución al dar continuidad al gobierno que feneció el 10 de enero de 2013, sin que medie la juramentación del Presidente electo”. Agrega que esa circunstancia conforma un escenario de autoridad usurpada, “violatorio de expresas disposiciones constitucionales y legales; con el aditamento de que los actos que emitan tales autoridades sean nulos”.

Ausencia

La MUD considera otra violación a la Constitución que se deje abierta la fecha de la juramentación del Presidente y que se otorgue a él la responsabilidad de decretar su propia ausencia temporal.

“Los más grave de esta situación es que el TSJ, de forma asombrosa, declara que el presidente Chávez, a pesar de estar fuera del país por más de un mes y en condiciones en que ni siquiera puede firmar una comunicación oficial, no estaría ausente sino en pleno ejercicio de sus funciones”, expresa.  

La Mesa admite que entiende la ausencia del mandatario por razones de salud –aunque se desconozcan los detalles de su situación–, pero reitera que su ausencia debió cubrirla el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

La alianza opositora advierte que en Venezuela no existe independencia entre los poderes públicos y que “en lugar de controles y equilibrios hay complicidades y se coloca a los ciudadanos en una virtual indefensión”.