• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD introdujo en Washington petitorio de salvaguarda de derechos de los venezolanos

Monumento a Washington en la capital estadounidense/ Archivo

Monumento a Washington en la capital estadounidense/ Archivo

Agotada la institucionalidad nacional, Henrique Capriles impugnó los resultados de la elección presidencial del 14 de abril ante la CIDH

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El líder de la unidad nacional, Henrique Capriles, presentó hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un petitorio de salvaguarda de derechos fundamentales de los venezolanos. Ramón José Medina y el abogado Enrique Sánchez Falcón, representando a Capriles y a la Mesa de Unidad Democrática (MUD), presentaron en Washington la denuncia en una reunión con la Secretaría Ejecutiva de la CIDH.

La petición presentada tiene como finalidad que se declare como admisible la violación a los derechos humanos y la democracia venezolana, caracterizada por los abusos, irregularidades y arbitrariedades encabezadas por los órganos del Estado venezolano antes, durante y después de la elección del pasado 14 de abril.

Citando irregularidades concisas y una diferencia de votos de apenas 200 mil sufragios, la MUD solicitó una auditoría del cien por ciento de los votos emitidos en las elecciones presidenciales. Tras días de confusión y declaraciones cruzadas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) aceptó auditar sólo el 46 por ciento de los votos, negándose a contar las papeletas, verificar las huellas dactilares y compararlas con las máquinas, cuadernos y actas de votación.

Considerándolo otro abuso a la democracia venezolana, la MUD impugnó las elecciones presidenciales ante el Tribunal Supremo de Justicia. Dicha instancia fue declarada inadmisible el 7 de agosto, privando a los líderes de la unidad nacional de su derecho a litigar los méritos y promover las pruebas. El tribunal incluso sancionó a Capriles con una multa, argumentando que los recursos cuestionados contenían conceptos ofensivos que buscaban socavar la credibilidad de los electores en las instituciones.

“Lo hemos dicho, si la justicia venezolana no funciona, iremos a las instancias internacionales para defender no mis derechos sino los derechos del pueblo venezolano,” declaró Capriles. “Venezuela ejerció su derecho al voto el 14 de abril, pero la falta de transparencia antes, durante y después del proceso electoral causaron el arbitrario desconocimiento de su voluntad soberana,” añadió el ex candidato presidencial.

Con el fin de demostrar la violación a los derechos consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Petición cuestiona no sólo los sucesos del 14 de abril, sino el ventajismo y los abusos de poder evidenciados antes y después de la elección.

“Desde la convocatoria a las elecciones, la constitución de la lista de personas inscritas, el acto de votación, hasta el proceso judicial de impugnación electoral han demostrado el claro ventajismo del candidato del gobierno y el continuo deterioro de la democracia venezolana. Confiamos en que la CIDH haga valer el derecho de los venezolanos,” precisó Ramón José Medina.