• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD denuncia hostigamiento a empleados públicos para que asistan a acto de Chávez

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, recordó a todos los trabajadores y empleados del sector público que el voto es secreto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, denunció que en las oficinas públicas se está procediendo al hostigamiento y amenaza a todos los trabajadores y empleados para que asistan al acto de cierre de campaña del candidato a la reelección Hugo Chávez.

Con un memorándum emitido por la Secretaria Sectorial de Seguridad Ciudadana de la Prefectura del Municipio Vargas, como prueba entregada, y donde se señala que los empleados deben asistir con carácter de “obligatoriedad” al acto de cierre de campaña de Hugo Rafael Chávez Frías;  Aveledo reveló que los empleados públicos, en todos los niveles, son amedrentados y amenazados hasta con despidos si no acuden al referido evento, al tiempo que aseguró que en el gobierno de Henrique Capriles Radonski, abusos como estos no ocurrirán.

“Como esta denuncia nos han llegado otras más, donde los jefes piden la asistencia obligatoria a los actos del candidato a la reelección. Deberían sentir vergüenza, aunque este es un gobierno deficitario en escrúpulos, capaces de cometer abusos como este. A los empleados públicos, le ratificamos que acosos y falta de respeto como estos no se verán nunca más durante el gobierno de Henrique Capriles Radonski”, subrayó.

Por otra parte, recordó a todos los trabajadores y empleados del sector público que el voto es secreto y que al momento de ejercerlo solo estará la persona y su conciencia. “Hay que acabar con esta persecución y amedrentamiento, y en las manos de cada uno está el hacerlo. Es por ello que les recuerdo a todos los trabajadores públicos que al momento de votar solo estarán ellos y su conciencia. Nadie sabrá por quien voto”, finalizó. Ramón Guillermo Aveledo.