• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD estudia pedir al TSJ que aclare si Maduro puede ser candidato-presidente

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro / AVN

Diputados de la Mesa convocarán una sesión parlamentaria el martes para exigir respeto a la Constitución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Mesa de la Unidad Democrática mantiene reuniones permanentes con un grupo de abogados constitucionalistas para fijar una posición consensuada y coherente sobre cómo exigir respeto a la Constitución tras la muerte del presidente Hugo Chávez. La opinión de la mayoría  es que Nicolás Maduro como presidente encargado –de acuerdo con la Gaceta Oficial número 40123– no puede ser candidato-presidente, porque no goza del beneficio que tiene el presidente electo de mantenerse en el cargo durante una campaña.

Otros de los abogados que asesoran a la Mesa consideran que sí puede quedarse en el cargo, porque al encargarse de la Presidencia se convierte en presidente, con todas sus responsabilidades y beneficios.

“Las reuniones han sido largas y complejas. Sin exagerar, han salido más de 15 opiniones sobre el tema. Al rechazar que Maduro sea presidente-candidato se tomó una decisión más política que jurídica”, explicó una fuente de la Mesa.

Dijo que la opinión compartida es que, ante la falta absoluta del presidente electo y de acuerdo con el artículo 233 de la Constitución, debería asumir el presidente de la Asamblea.

La MUD estudia solicitar en los próximos días –luego de respetar el duelo que decretó el Gobierno– a la Sala Constitucional del TSJ una interpretación para definir si Maduro puede ser candidato-presidente.

Un consenso entre los integrantes de la Mesa y sus abogados asesores es que el decreto 9399, el primero que Nicolás Maduro firma como presidente encargado, “es inconstitucional”.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro explicó: “No me queda duda de que es un decreto inconstitucional porque está firmado por Maduro como presidente encargado. Maduro no es presidente encargado, no ha sido investido ni juramentado. Es vicepresidente ejecutivo. La única autoridad que puede designar al presidente encargado es la Asamblea Nacional. Por eso es necesario, es urgente, que el Parlamento convoque una plenaria que diga que se ha producido una vacante absoluta en la Presidencia”.

El diputado Carlos Berrizbeitia opina que la firma de ese decreto fue un error porque para que Maduro pueda encargarse de la Presidencia se ha debido convocar una sesión de la Asamblea Nacional para juramentarlo. “Se ha debido, incluso, girar las instrucciones al CNE para que convoque a elecciones. En este instante no hay un presidente. No existe”, agregó.

Informó que la Mesa convocará una sesión especial de los diputados de la alianza para el martes en la mañana, para exigir que se aclare por qué Maduro firmó el decreto, si puede ser candidato, qué exigencias se deben hacer al CNE, y para rechazar las declaraciones políticas del ministro de la Defensa, Diego Molero Bellavia.

El debate y el 58

El profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Monteávila Manuel Rojas Pérez opinó que en el momento en que el vicepresidente se convierte en presidente encargado lo hace con todas las potestades del presidente, lo que le permitiría mantenerse en su cargo ante una elección presidencial.

Tanto Rojas Pérez como el abogado constitucionalista José Vicente Haro coinciden en que Nicolás Maduro dejaría de ser vicepresidente para convertirse en presidente.

“Incluso soy un convencido de que Nicolás Maduro debería nombrar un vicepresidente, que debería suplirlo en caso de que no pueda encargarse. La ingeniería constitucional está montada para que nunca haya una acefalía gubernamental”, expresó Rojas Pérez.

Advirtió, sin embargo, que el artículo 58 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales podría impedir que Maduro sea candidato-presidente porque señala lo siguiente: “Los funcionarios de reelección popular que aspiren a la reelección en sus cargos podrán permanecer en los mismos durante todo el proceso electoral”.

Rojas Pérez afirmó que, como Maduro no fue electo, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia debería aclarar si Maduro puede mantener sus funciones en una campaña electoral.

En ese artículo se apoya un grupo de la Mesa de la Unidad Democrática que coincide en que, como Maduro no fue electo y por lo tanto no competiría por una reelección, no puede estar en la Presidencia mientras compite por ella.