• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD no define cómo equilibrar poderes, ganar parlamentarias y liberar presos

Roberto Enríquez, presidente de Copei | Foto: Alexandra Blanco

Roberto Enríquez, presidente de Copei | Foto: Alexandra Blanco

Copei insiste en declarar a la unidad en emergencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"En la MUD vemos una modorra, un entumecimiento que no entendemos en un momento tan crucial”. La frase es del presidente de Copei, Roberto Enríquez, que reitera su exigencia de declarar en emergencia a la alianza. Poco se sabe sobre los avances en tres áreas vitales: definir la estrategia para ganar las parlamentarias, lo que pasa por anunciar si habrá primarias, consensos o ambos; luchar para que la renovación del CNE, el TSJ y el Poder Ciudadano sea equilibrada, y enfocarse en que diciembre sea el mes de la lucha por los presos políticos. De la estrategia parlamentaria poco se ha dicho.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, asegura que se sabrá este año el método de selección de candidatos. El diputado Stalin González afirma que la unidad no votará por la renovación de los poderes si no hay garantía de equilibrio. En relación con los perseguidos políticos, poco se ha avanzado. Copei propone que Leopoldo López, Daniel Ceballos, Enzo Scarano y María Corina Machado sean candidatos a las parlamentarias, que el voto detenga el abuso.

Primarias, consensos y análisis de circuitos

Pronto se anunciará, como afirmó el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, la forma en que se escogerán los candidatos a la Asamblea Nacional. Todo indica que habrá una mezcla de consensos y primarias como en 2010.

El encargado del plan de acción de la MUD, Aníbal Sánchez, dijo que lo ideal es que haya tantos consensos como sea necesario, y tantas primarias como se justifiquen. Agregó que la Mesa evalúa un tercer método: hacer consultas en los circuitos para evaluar la potencia de los candidatos y, a partir de ahí, llegar a consensos.

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, pidió premura y presentó cinco exigencias: postular a los presos políticos Leopoldo López, Enzo Scarano y Daniel Ceballos como candidatos, así como a María Corina Machado; que los jefes y los conductores políticos de los partidos también compitan para que haya conexión directa entre el Parlamento y la calle; que figuras independientes, de la academia e intelectuales vayan al hemiciclo, al menos uno por estado.

También que haya acuerdos y primarias, pero que los acuerdos se decidan en las regiones y no en Caracas, y que se designe una comisión de primarias para preparar el trabajo.

Informantes aseguran que hay dos grupos trabajando. El primero analiza los circuitos de 2010, porque no se conoce si habrá modificaciones. Hay circuitos tipo 1, fáciles para la oposición o el chavismo, que no son prioridad. Los indispensables para el trabajo político son los tipo 2, en los que hay una tendencia hacia la oposición o el oficialismo, y los tipo 3, en los que no existe una tendencia.

El segundo grupo es el de las comisiones de la MUD que trabajaron en las primarias de 2010, que actualiza la reglamentación, los instructivos y un cronograma de primarias. Se reunirán con Chúo Torrealba esta semana.

A media máquina la renovación de poderes

La renovación del CNE, el TSJ y el Poder Ciudadano, vital para la República, ha sido poco abordada en los discursos de los dirigentes de la MUD. ¿La razón? “Mucha gente no comprende ese proceso, decidimos enfocarnos en los problemas del país, en la escasez, el alto costo de la vida y la inseguridad”, asegura un dirigente de la Mesa que pidió reservar su nombre.

Pero, puertas adentro, el descontento germinó porque la MUD estuvo más de dos semanas sin reunirse –hasta el miércoles pasado– para abordar el tema.

El diputado Stalin González es uno de los encargados de que el proceso sea equilibrado. Revisa las listas del CNE (hoy se reúne el Comité de Postulaciones Electorales para definir la que se publicará) y mantiene encuentros con la Mesa para definir las impugnaciones que se harán esta semana. También forma parte del comité que evalúa las postulaciones para el Poder Ciudadano.

“Estamos trabajando para que los informes de los aspirantes al CNE y al TSJ sean equilibrados. Que se cumpla con los requisitos de la Constitución en cuanto a formación y no militancia partidista, aunque sea difícil determinarlo, porque la lista de militancia no son públicas”, señaló.

Dijo que las impugnaciones que se harán a los aspirantes al CNE deben decidirlas los 15 partidos que se reúnen en la MUD. “Todo se ha hecho de forma transparente, cada vez que hay reunión yo llevo el informe. Estamos trabajando para que los poderes sean equilibrados, si eso no es así, la unidad no va a participar en la elección de esos poderes”, aclaró.

Fuentes de la MUD piden sinceridad y argumentan que en el peor momento político del chavismo no se puede crear una falsa expectativa sobre el CNE, pues probablemente quedará cuatro rectores a uno, como mecanismo para cohibir la participación.

¿Navidad sin presos ni perseguidos políticos?

El diputado Ismael García lo anunció el 19 de noviembre: la MUD se enfocaría, el último mes del año, a luchar por la libertad de los presos políticos. “Vamos a desarrollar un conjunto de actividades por todo el país y más allá de Venezuela para lograr que nuestros compañeros queden en libertad”.

Casi un mes después las actividades han sido pocas y esporádicas. La coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos de la MUD, Delsa Solórzano, dio una rueda de prensa el 21 de noviembre en la que denunció que aún existen casi 100 presos políticos en Venezuela, entre ellos 82 que fueron detenidos durante las protestas que comenzaron en febrero, y rechazó la persecución del gobierno.

El partido Cuentas Claras propuso en una reunión de la MUD que la situación de los perseguidos políticos –incluye presos y exilados– estuviera en la agenda permanente de todas las comisiones de la MUD.

El coordinador del plan de acción de la Mesa, Aníbal Sánchez, dijo que es prioridad el acompañamiento a los perseguidos, por lo que el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, estuvo con Juan Carlos Caldera y María Corina Machado cuando les tocó responder a las acusaciones en su contra.

Los partidos hacen actividades por su cuenta. El viernes dirigentes de Primero Justicia en Carabobo repartieron volantes por la libertad de estudiantes y dirigentes detenidos por motivos políticos. Copei ha estado en contacto con el Vaticano para que el papa Francisco interceda por los perseguidos, con la Nunciatura y con monseñor Baltazar Porras.

“Para la liberación de los presos políticos hay dos vías. Que la mediación de la Iglesia lo logre o con una victoria en la Asamblea Nacional, en la que se podría impulsar la Ley de Amnistía”, señaló el presidente del partido, Roberto Enríquez.