• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MHO: “Lo que ocurre en Venezuela es una catástrofe”

Marty Baron, director de The Washington Post, recibió a Miguel Henrique Otero y a Carlos Pérez Barriga | Foto Fermín Lares

Marty Baron, director de The Washington Post, recibió a Miguel Henrique Otero y a Carlos Pérez Barriga | Foto Fermín Lares

El presidente editor de El Nacional y Carlos Pérez Barriga, director de El Universo, fueron recibidos por The Washington Post 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Lo que está ocurriendo en Venezuela es una catástrofe”, respondió el presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, a una pregunta formulada por los jefes editoriales del diario The Washington Post acerca de la situación política y económica del país.

“El gobierno dice que la inflación en Venezuela se sitúa en 75%. Sin embargo, se sabe que está por encima de 100%. Hay una enorme escasez de productos de consumo masivo. Es un país que importa todo lo que consume porque se destruyo el aparato productivo”, agregó Otero Otero acudió al diario estadounidense acompañado por Carlos Pérez Barriga, director del periódico El Universo, de Guayaquil, para informar sobre las crecientes restricciones a la libertad de prensa y a la información en Venezuela y Ecuador. Ambos editores consideran se está manifestando como “una epidemia” a lo largo del continente latinoamericano.

Fred Hiatt y Jakson Diehl, jefe y subjefe, respectivamente, de las páginas de opinión del Washington Post, así como el director del periódico, Marty Baron, se reunieron por más de una hora con los dos editores latinoamericanos, con quienes conversaron no solo sobre las condiciones en que se desarrolla el periodismo en Venezuela y en Ecuador, sino también sobre la situación política y económica en ambos países.

Otero y Pérez Barriga destacaron las coincidencias ideológicas de los gobernantes de Venezuela y Ecuador, que no dudaron en calificar de populistas. “Es una modalidad diferente de gobiernos autoritarios, que no responden a la concepción tradicional dictatorial del siglo XX, en la que los dictadores violaban abiertamente la Constitución, las leyes y los derechos humanos de las personas. Es una versión del siglo XXI, en la que se venden como democráticos, electos por el pueblo, pero restringen todo tipo de libertades, a través de la producción en serie de leyes con las cuales buscan legitimar la violación de esos mismos derechos”, indicó Otero.