• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MHO: "El régimen de Maduro tiene como objetivo único mantenerse en el poder indefinidamente"

MHO recibió premio en España | Foto: EFE

MHO recibió premio en España | Foto: EFE

Desde la cabeza del principal medio crítico de Venezuela, denuncia las maniobras del gobierno para demorar la convocatoria a un referendo revocatorio. 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Aquí nadie se rinde", ha dicho Nicolás Maduro. Sin el carisma ni la petrochequera de Hugo Chávez, su sucesor está maniobrando para llegar como sea a cumplir su cuarto año en el poder, en 2017. En lo que parece ser una prueba de resistencia entre un Presidente rodeado de cada vez menos leales seguidores y una enorme masa de personas descontentas por los efectos de una aguda crisis económica, social y política, el tiempo apremia.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) tiene como estrategia principal para forzar "la salida pacífica e institucional" de Maduro la convocatoria de un referendo revocatorio de su mandato, figura introducida en la Constitución chavista de 1999 y que ya fue ocupada -sin éxito- en 2004 contra el ahora fallecido líder de la Revolución Bolivariana.

En apariencia el proceso es simple. Para activarlo se recolectan 200.000 firmas, una vez que el Presidente en ejercicio haya cumplido tres años en el gobierno (la mitad del mandato), que Maduro ya pasó. Luego, confirmada la intención de la ciudadanía, se necesitan 3,9 millones de rúbricas debidamente validadas para convocar la consulta misma.

Ahora, si el referendo se hace antes de que se cumpla el cuarto año del gobierno y el Mandatario lo pierde, el siguiente paso es llamar a elecciones. Pero si el referendo se hace después y el Jefe de Estado es derrotado, entonces es el Vicepresidente quien asume y completa los seis años de gestión.

De ahí la decisión de la MUD de realizar una protesta el próximo miércoles frente a todas las oficinas del Consejo Nacional Electoral (CNE) en el país para exigir cuanto antes la entrega de las actas para registrar las firmas.

"El CNE tiene cinco rectores, cuatro de los cuales son miembros del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela), entonces la estrategia de ellos es retrasar esto lo máximo posible para que ese referendo se haga después de marzo del año que viene, en cuyo caso si la oposición gana el referendo revocatorio no haya una elección, sino que asume la Presidencia hasta el final del período el Vicepresidente", explica Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional de Caracas, principal medio crítico del país.

"El día antes que se vote el referendo, Maduro puede destituir a Aristóbulo Istúriz y poner de Vicepresidente a Diosdado (Cabello) o Cilia (Flores, Primera Dama)", añade en diálogo con "El Mercurio".

Más claro, el Presidente sale, pero el gobierno se queda.

Por eso, la intención de la oposición era iniciar esta misma semana el proceso revocatorio, que se prolonga por 228 días. Si todo corría bien, se esperaba su celebración a fines de noviembre.

Las fechas importan

¿Cuándo cumple Maduro cuatro años en el poder? Hay varias respuestas. Otero menciona marzo del próximo año, porque ese mes de 2013 murió Chávez, y su Vicepresidente asumió oficialmente la jefatura de Estado. Para el dirigente opositor Henrique Capriles, el día clave es el 10 enero de 2017, ya que una sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estableció que el periodo constitucional de Maduro se inició el 10 de diciembre de 2013, puesto que Chávez no pudo asumir el mando por su avanzado cáncer. Y otros apuntan al 19 abril, cuando Maduro se convirtió en un Presidente surgido de las urnas.

Para intentar desatar este nudo, el Congreso, dominado por la oposición, aprobó el miércoles un proyecto de ley que acorta los plazos para el referendo y empezó a discutir una enmienda que reduciría el mandato presidencial.

En vez de los largos 228 días, se fija un plazo de 80 para gestionar y realizar referendos, incluido el revocatorio de cargos de elección popular.

Sin embargo, esa norma chocará necesariamente con una pared: el Tribunal Supremo de Justicia, que debe pronunciarse sobre su constitucionalidad, antes de que pueda entrar en vigencia.

"La Asamblea termina aprobando cosas que no se ejecutan", reconoce Otero. Y según él, los jueces cooptados por el gobierno están desconociendo el carácter representativo del Congreso. "Es una forma de violar la Constitución", agrega.

Incluso si el proyecto pasara por el filtro del TSJ -la misma instancia que anuló la Ley de Amnistía-, la norma debe ser sancionada por el Mandatario socialista.

"La clave en Venezuela está en la división de poderes. Salvo la Asamblea, que fue elegida, todos los demás poderes son apéndices del Ejecutivo, y Maduro hace lo que da la gana. Eso solo lleva a una ruta de colisión institucional", advierte el director de El Nacional.

Mientras todo esto se resuelve, o empantana aún más, cada día que pasa el horizonte del cuarto año se acerca.

"La solución es que Maduro se dé cuenta de lo que está pasando -y como él no puede resolver nada, porque no puede cambiar el modelo-, busque una alternativa concertada con la oposición, que serán unas elecciones, y negocie su salida. Pero eso significa un proceso de diálogo a lo cual no están dispuestos, porque es un régimen hegemónico que tiene como objetivo único mantenerse en el poder indefinidamente", sostiene Otero.

"A lo que está jugando Maduro es a un gran conflicto social o militar o de cualquier tipo", concluye.

Miguel Henrique Otero se reunió con los ex Presidentes Ricardo Lagos y Sebastián Piñera en su paso por Chile para exponerles la situación venezolana.