• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Luis Vicente León: Decreto de Emergencia Económica traerá un conflicto político

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis / Archivo

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis / Archivo

El presidente de Datanálisis explicó que entre las posibles potestades que pudiera tener el presidente Nicolás Maduro figurarían la expropiación de bienes y empresas, la aplicación de un “corralito”, libertad presupuestaria y un posible aumento en los impuestos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El economista Luis Vicente León aseguró que el Decreto de Estado de Emergencia Económica que propuso el Ejecutivo Nacional no plantea un "cambio de rumbo económico" o solución que atraviesa en el país en materia económica.

León señaló en una entrevista para El Nacional Web que lo anunciado por el ministro de Economía Productiva, Luis Salas, no es una sorpresa y destacó que “se esperaba” una medida de este tipo.

El economista hizo un balance del Decreto de Emergencia Económica y concluyó que este “no ataca las causas del problema” y destacó que tampoco propone solventar la crisis económica.

“Amplifica o profundiza la crisis. Trata de resolver la crisis atenuándola porque siguen haciendo lo mismo. No están tomando las medidas para resolverla. ¿Cómo resuelve la crisis un Estado que no tiene la confianza en su moneda, en su economía?”, aseveró.

En consideración del presidente de Datanálisis, el decreto traerá un conflicto político debido a que la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia tienen que aprobar el instrumento para que tenga validez.

Además, indicó que lo propuesto podría analizarse en cinco partes. Mencionó que entre las posibles potestades que pudiera tener el presidente Nicolás Maduro si es aprobado el decreto figurarían la expropiación de bienes y empresas, la aplicación de un “corralito”, libertad presupuestaria y un posible aumento en los impuestos.

La primera parte del decreto comprendería la solicitud del Ejecutivo de tener plena libertad presupuestaria, acción que neutralizaría la acción contralora de la Asamblea Nacional. Esta medida, a juicio del economista, sería una “curva para intentar lo mismo de una ley habilitante”.

León explicó que es la primera vez que el presidente Nicolás Maduro tiene que pedir una medida de este tipo. “Dado que la Asamblea Nacional no está controlada por la mayoría oficialista, el Ejecutivo intenta pedir que se le exima de hacer contraloría del presupuesto. Antes no lo hacía, esta es la primera vez que tiene que pedirlo”.

El segundo punto está relacionado con la capacidad que tendría el Ejecutivo de intervenir o expropiar empresas o inventarios de las mismas para luchar contra el desabastecimiento y la denominada “guerra económica”. Esta medida podría darle la potestad al presidente de la República de expropiar bienes de personas públicas, privadas, naturales y jurídicas.

“Esto pasaría sin la necesidad de pasar por juicios o tribunales sin réplica o defensa alguna”, dijo.

“Nada estimula el aparato productivo”

Por otro lado, el tercer aspecto que considera el presidente de Datanálisis se refiere a que la Asamblea Nacional permita, en acuerdo con el Banco Central de Venezuela, otorgarle al presidente “el manejo monetario completo” del presupuesto nacional.

El economista aseveró que también se propuso restringir el flujo monetario, controlar totalmente el retiro de efectivo y las divisas.  

“Le permitiría al Ejecutivo el uso de un ‘corralito’ en dólares y bolívares. No digo que vaya a pasar. Es una de las posibilidades que deja el decreto, hacerlo si se considera conveniente”, expresó.

También indicó que el cuarto punto del decreto estaría enfocado en el sistema tributario y al respecto también pediría un “control total”.

Explicó que entre las facultades que gozaría el presidente estarían el incremento de impuestos y el establecimiento de nuevos tributos en la economía venezolana.

“No genera sinceración de la economía. Trata de sacarle dinero a los contribuyentes”, aseveró.

Con respecto al último punto, León lo catalogó como un “conjunto de declaraciones de intensiones”, puesto que no se expresa la explicación de cómo se estimularía el aparato productivo nacional. “No hay nada que mencione cómo se hará todo lo que señalan ahí”.