• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Luis Florido reiteró que para que exista un verdadero diálogo tienen que haber reglas de juego

El diputado aseguró que durante el fin de semana solo se reunieron con los ex presidentes Zapatero, Torrijos y Luis Fernández 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diputado Luis Florido, acompañado de los dirigentes nacionales de VP, diputados Gaby Arellano e Ismael León, informó que este fin de semana no hubo ningún acercamiento de diálogo con el régimen de Nicolás Maduro y reiteró que para que exista un verdadero diálogo tienen que haber reglas de juego.

“Vamos a hablarle claro al país, los ex presidentes Zapatero, Torrijos y Luis Fernández le solicitaron a la Mesa de la Unidad Democrática la posibilidad de buscar caminos de encuentro para acordar temas que son fundamentales para los venezolanos. Nosotros accedimos. Por Voluntad Popular fue Carlos Vecchio, quien es un perseguido político por parte del régimen. Los demócratas no se pueden negar a un diálogo, pero tampoco se puede ir al diálogo sin ningún tipo de condiciones. Por ello lo primero que se aclaró es que no habría conversación con el régimen, porque primero hay que poner claras las reglas de juego”, dijo el también coordinador político encargado de Voluntad Popular, para dejar claro que en ningún momento hubo un encuentro entre personeros gobierno nacional y de la Unidad democrática

Florido explicó los puntos que se trataron durante la reunión en Santo Domingo fueron la libertad de los presos políticos, el regreso de los exiliados políticos, el cese de la represión en contra de los dirigentes de la Unidad y que se abra las compuertas del cambio mediante un referendo revocatorio este año. “No aceptamos una agenda que incluya la salida del gobierno en 2017”, aseguró.

El presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional señaló que otro de los temas que se discutieron durante el fin de semana fue la posibilidad de permitir la entrada de ayuda humanitaria y medicamentos, y que se establezcan reglas de juego claras para el cambio político.