• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Lorent Saleh y Gabriel Valles quedaron presos en el Sebin

Yamile Saleh portó un cartel en el que exigía conocer el paradero de su hijo | Foto Tibisay Romero

Yamile Saleh portó un cartel en el que exigía conocer el paradero de su hijo | Foto Tibisay Romero

El Tribunal 3° de Control revocó la medida cautelar de presentación cada 21 días que incumplieron los integrantes de Operación Libertad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal 3° de Control de Carabobo decidió privar de libertad a los dirigentes de Operación Libertad Lorent Saleh y Gabriel Valles luego de la audiencia, que terminó a las 6:00 pm.

Las fiscales del Ministerio Público 20° nacional y 5° de Carabobo –Ketherine Harington y Analía Aguilar, respectivamente– presentaron los alegatos para levantar la medida cautelar de presentación cada 21 días que tenían ambos jóvenes desde septiembre de 2010.

El Tribunal 3° de Control, a cuyo cargo estaba la jueza suplente Magaly Parra, resolvió fijar como sitio de reclusión el Servicio Bolivariano de Inteligencia en Caracas, aunque la defensa de Saleh y Valles trataron de que los trasladaran a la Base Territorial del Sebin en Naguanagua, Carabobo.

Se conoció que a las madres de los dos detenidos les permitirían ver a sus hijos por un momento en el Palacio de Justicia porque no habían tenido oportunidad de encontrarse con ellos.

El Tribunal 11° de Control de esta entidad había dispuesto que los dos jóvenes debían acudir cada 21 días ante esa instancia, luego de que les dictaron medida cautelar tras ser detenidos por participar en protestas en Valencia en las que les habrían incautado material bélico, indicó la Fiscalía en una nota de prensa.

Debido al receso judicial el Tribunal 11° no estaba despachando ayer y se encontraba de guardia el Tribunal 3° de Control.

Saleh y Valles fueron presentados el sábado en la noche ante el Tribunal 47° de Control del Área Metropolitana de Caracas pero este declinó la competencia a Carabobo, donde ya conocían de la causa.

Aunque estaba previsto que la audiencia se realizara en la mañana, los jóvenes llegaron las 2:00 pm al Palacio de Justicia en una caravana de tres vehículos rústicos blancos, sin placas y con vidrios ahumados. Habían sido trasladado en helicóptero desde Caracas y estaban fuertemente custodiados por funcionarios del Servicio de Inteligencia Bolivariana.

En la sede del Poder Judicial esperaban familiares de Saleh y amigos de los integrantes de Operación Libertad.

Larga espera. La espera para conocer cuándo llegarían los dos detenidos que fueron deportados de Colombia la semana pasada comenzó el domingo en la mañana y continuó ayer en medio de un clima de incertidumbre, pues se desconocían detalles del caso, así como del lugar donde estaban Saleh y Valles.

 Alfonso Granadillo, abogado de Lorent Saleh, indicó que solicitaron que le permitieran a su defendido hacer una llamada telefónica a su madre, Yamile Saleh, porque estaba muy preocupada.

 Al Palacio de Justicia también acudió Carlos Guerra, activista y defensor de derechos humanos en Carabobo, que pidió que se respetaran los derechos de los jóvenes detenidos.

 “El comunicado no establece cuáles son las actividades proselitistas que supuestamente Lorent estuvo realizando en Colombia. Él siempre se ha caracterizado por ser un defensor constante de los derechos humanos y las actividades que realizaba en Colombia eran en pro de los derechos humanos”, precisó Guerra.

Acudirán a instancias internacionales
Yamile Saleh llegó a las 7:00 am al Palacio de Justicia con un cartel en el que exigía saber el paradero de su hijo. Luego fueron llegando otras madres, estudiantes, integrantes del Frente de Víctimas de Carabobo, concejales y dirigentes de la entidad para acompañarla.

Cerca de la 1:00 pm logró hablar por teléfono con su hijo, que le dijo que permanecía en un calabozo de 3 por 3 metros, mientras que Valles estaba en otro. No veía al joven desde mayo en Colombia.

La madre del detenido reiteró su intención de acudir a instancias internacionales.


Colombia: No hay persecución política
De “procedimiento rutinario” calificó el director de Migración de Colombia, Sergio Bueno, la deportación de los estudiantes opositores venezolanos Lorent Gómez Saleh y Gabriel Valles Sguerzi el 4 de septiembre. Insistió en que ambos se encontraban en ese país de manera irregular.

“En este caso no hay persecución política, son procedimientos rutinarios normales, tenemos que hacer control de los extranjeros que están en Colombia”, declaró a Caracol Radio.

Añadió: “Se presentaron unos factores de carácter migratorio. Por ejemplo, Lorent Enrique Gómez Saleh manifestó públicamente ser el director ejecutivo de la ONG Operación libertad Venezuela y Gabriel Valles manifestaba ser el director ejecutivo de esa misma ONG, pero el permiso que tenían no les permitía realizar estas actividades”.

Bueno indicó que la actividad asociativa en Colombia está debidamente regulada, de manera que las personas que quieran desempeñar actividades de carácter voluntario en ONG y en materia de cooperación deben acreditarse ante el gobierno y entrevistarse en migración con el fin de obtener la visa correspondiente. Aseguró que ni Saleh ni Valles cumplieron con esos requisitos.

“Adicionalmente el señor Lorent Enrique tuvo inconvenientes y fue detenido por las autoridades. Hay que aclarar que él ingresó a Colombia el 19 de febrero de 2014 con un permiso que no le permitía realizar estudios formales, pues a tales efectos se requiere la respectiva autorización por parte de las autoridades migratorias”, dijo.