• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Lilian Tintori: Gobierno planteó un asilo político a Leopoldo López

Líder opositor Leopoldo López despidiéndose de su esposa  | AFP

Líder opositor Leopoldo López despidiéndose de su esposa | AFP

Lilian Tintori asegura que no hubo negociación con Diosdado Cabello para entrega del líder opositor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cara de Lilian Tintori ha cambiado. La brillante sonrisa de la modelo y animadora de televisión se ha trocado en el gesto severo de la esposa del preso político. Tintori, de 35 años, saltó de las páginas de farándula de los periódicos a las de Política en mayo de 2007 cuando se casó con Leopoldo López, el dirigente opositor actualmente detenido en la cárcel militar de Ramo Verde por su presunta responsabilidad en los hechos de violencia ocurridos en Caracas el pasado 12 de febrero.

Deportista y madre de los dos hijos de López, Manuela de 4 años y Leopoldo de 1, Tintori defiende con ardor las posiciones de su cónyuge y asegura que su arresto lo ha convertido en “el líder de Venezuela”.

¿Cómo se siente?

Me siento indignada, triste, con mucho dolor, con mucha impotencia, pero en el fondo me siento con mucha fe y fuerza porque sé que en Venezuela las cosas se van a arreglar. Esto que estamos viviendo es muy fuerte como familia, no tener a Leopoldo en la casa, que los niños pregunten por él y no lo puedan ver, sentir que yo duermo sola, que me hace muchísima falta porque han sido unos días muy difíciles. Han sido momentos de mucha tristeza y dolor, pero esa tristeza y dolor es la misma que sienten la mayoría de las familias de Venezuela. Toda Venezuela siente miedo, dolor y está expuesta a lo que estamos viviendo, un régimen autoritario que no demuestra justicia ni paz ni democracia.

Esa es nuestra lucha, Leopoldo se entregó a la cárcel y lo dijo claramente: si mi encarcelamiento hace que Venezuela despierte, iré a la cárcel. Y mi sacrificio se lo ofrezco a Dios y a cada uno de esos venezolanos que actualmente se sienten perseguidos, no defendidos, con miedo en las calles por los secuestros, los robos, por la violencia que no se ha podido controlar. Venezuela despertó, Venezuela está atenta, Venezuela quiere un líder, un guía, y ese líder que es Leopoldo López ya es un líder nacional. Desde el 18 de febrero (fecha de su entrega a las autoridades) se convirtió en el líder de Venezuela por dar su vida y ofrecer su libertad a su país. Yo, como su esposa y madre de sus hijos, también ofrezco este dolor e indignación que siento por Venezuela.

Si conciben que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro es un “régimen autoritario”, tenían que prever el escenario de la cárcel como respuesta a su llamado a promover la protesta en la calle. Como esposa, ¿no le recomendó cambiar de estrategia para evitar esta situación?

Familiarmente nosotros estamos fuertes porque tenemos que apoyarlo a él. Este es un proyecto de Leopoldo, completo, pensado. Leopoldo no es la persona golpista o peleona que quiere hacer ver el Gobierno, él es lo contrario. Leopoldo es un hombre que se ha preparado muy bien para enderezar este país, tiene un proyecto, tiene años estudiando y conociendo cada estado de Venezuela. Todas las semanas recorre el país, tiene estructuradas las soluciones de cada uno de los problemas que tenemos los venezolanos. Leopoldo está enamorado de su país. Cuando él se comprometió conmigo, me hizo dos preguntas: ¿Te quieres casar conmigo? Y luego, me dijo: ¿Te quieres casar con Venezuela? Y le respondí que sí. Nosotros estamos comprometidos tanto como él en ese proyecto, al igual que esa cantidad de gente que lo sigue y reconoce como un líder.

Maduro informó que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, conversó con la familia de López antes de su entrega a las autoridades. ¿Cómo fue esa negociación?

No existe la palabra negociación. Con las dictaduras no se negocia. Si yo hubiese negociado, tuviera a Leopoldo al lado. Leopoldo está preso de verdad. No lo dejan salir del calabozo ni tiene contacto con nadie. Nosotros como equipo, como familia, vamos a llegar siempre más allá y él va a estar fuerte y dándonos guía porque él es nuestro líder, y el líder está vivo y por mucho tiempo.

¿Pero de qué hablaron en esos encuentros con Cabello?

El Gobierno estaba muy preocupado por la seguridad de Leopoldo López. Había una amenaza real de que lo querían matar y por esa razón el Gobierno se acercó a la familia y nos pidió que, por favor, le hiciéramos llegar esa información de gravedad porque lo podían matar el día de la manifestación del 18 de febrero (cuando se entregó a las autoridades). Lo que hicimos fue protegerlo con el general Noguera (Justo, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana), desde la manifestación hasta el Palacio de Justicia. Ese traslado era muy peligroso porque había amenazas fuertes en contra de él.

El Gobierno dice que esa amenaza provenía de la misma oposición.

Eso es lo que dice el Gobierno.

¿Les informaron quién estaba detrás de ese supuesto complot para asesinar a López?

No nos dijeron, lo que nos dijeron es que estaban investigando y que iban a llegar al final de eso porque era grave. Lo que hicieron fue protegernos desde ese momento en que Leopoldo se entrega, allí con la gente, dando la cara, hasta el Palacio Justicia. Esa fue la única comunicación, lo único que hicimos en conjunto, y gracias a Dios, porque yo quiero a mi esposo y líder vivo.

¿El Gobierno no planteó la posibilidad del exilio?

Para serte más concreta, ellos querían que Leopoldo se fuera del país, ellos plantearon un asilo político y Leopoldo dijo que no. Leopoldo siempre dijo que iba a dar la cara y que nunca se iría del país.

¿Por qué no lo aceptó?

¿Cómo un líder que ama a su país se va a ir de Venezuela? Ni lo pensó ni lo hará jamás.

Pero el Gobierno sí planteo esa opción...

Ellos plantearon esa opción y eso no era una opción para nosotros.

¿Se siente respaldado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)?

Me siento respaldada por todos los venezolanos. Es impresionante. Me acuesto a dormir y mi cama está vacía, pero siento que toda Venezuela está conmigo. Les pido que sigamos fuertes, unidos, porque aquí se tiene que mostrar la justicia. Esto no es un tema jurídico, es un tema político.

¿Ha recibido alguna llamada del gobernador del estado Miranda y excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski?

No, la estoy esperando. La estoy esperando, estoy esperando más apoyo de Henrique Capriles. Leopoldo entregó su vida a Henrique Capriles el año pasado. Yo estaba embarazada de mi bebé que tiene 1 año y todos mis ecos, todos mis exámenes médicos los hice sola, porque Leopoldo estaba de gira con Capriles. Lo mínimo que espero de Capriles es que se manifieste de una manera enorme en apoyo a Leopoldo. Lo mínimo que pido es que muestre solidaridad como la mostramos nosotros con él cuando estaba en su momento.

¿Cree que el caso de López puede verse afectado por la división en la oposición?

No, no hay división en la oposición. Leopoldo es parte de la MUD, tenemos fuerza en la MUD, tenemos apoyo. Hoy cuando fui a visitarlo en la puerta de la cárcel estaban Antonio Ledezma (alcalde metropolitano de Caracas) y María Corina Machado (diputada independiente a la Asamblea Nacional). Aquí todos estamos muy claros en lo que estamos viviendo y que esto tiene que cambiar, y estamos muy claros en que el líder es Leopoldo. La MUD dio una rueda de prensa desde la sede de Voluntad Popular (partido fundado por López) apoyando, y estoy seguro de que rechazan todo tipo de violencia, agresión y violación de derechos humanos. En eso estamos claros. Leopoldo está más fuerte que todos nosotros juntos, está durísimo, claro y seguro de lo que está haciendo. Todo va a salir bien.