• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Julio César “Coco” Jiménez: “La mayoría de los chavistas rechaza la represión”

Julio César “Coco” Jiménez | Raúl Romero/ El Nacional

Julio César “Coco” Jiménez | Raúl Romero/ El Nacional

El activista político asegura que se debe protestar pacíficamente,"frente a las sedes de las instituciones, con exigencias claras"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

–A sus 36 años de edad, ¿qué papel desempeña en esta  encrucijada?
–De activista político, un técnico superior universitario químico, desempleado, que vive en La Pastora y sufre la pobreza y la inseguridad.

–¿Esperaba esta masacre?
–Sí. El 11 de febrero hice un video llorando. Sabía que los colectivos fascistas actuarían fuera del control del gobierno. Pensé que el foco sería solo en Caracas.

–¿Qué lo indigna más?
–Que el señor Nicolás Maduro muestre imágenes de dirigentes estudiantiles manifestando pacíficamente y los llame delincuentes, mientras su gente armada los mata en las calles.

–¿Qué es fascismo?
–El uso desmedido del poder en un Estado corporativo con el fin de usar a la población con fines partidistas.

–El leitmotiv del gobierno se basa en que el adversario es el fascista…
–Llevan 15 años haciendo este acto reflejo, sobre todo ahora que la base popular ya no apoya al gobierno.

–¿De dónde son los infiltrados?
–En principio, de los cuerpos de seguridad del Estado.

–¿Los hay en la oposición?
–¡También!

–El gobierno asegura que la bala que mató a Génesis Carmona vino de los manifestantes…
–Si el gobierno lo dice… Lo que conozco me vino vía Twitter.

–¿Es fidedigno el tuit que le envió Ameliach a Cabello?
–Ameliach tiene una responsabilidad política, pero también hay otros procesos que escapan de la acción gubernamental.

–¿Algún beneficio de duda al gobierno?
–Solo los paramilitares colombianos. Deben apresarlos y mandarlos a su país.

–¿Qué más lo hace llorar?
–Todas las amenazas que me están haciendo, a mi familia y amigos.

–¿Una referencia para los estudiantes?
–Noel Rodríguez.

–¿Bajo la misma causa de cuando Caldera I?
–Sí, sí, vengo de Bandera Roja.

–¿Con cual de las dos banderas se queda?
–Con ninguna.

–¿Ha oído el acento cubano dentro de la FANB?
–No he tenido oportunidad porque no actúo en las guarimbas.

–¿Son inconvenientes?
–Sí, y son cosas de muchacho. Los guarimberos de la oposición en Miami le hicieron mucho daño a la juventud propagando esos mensajes que desvirtúan la lucha y alejan la solución pacífica. La amplia mayoría de opositores no apoya las guarimbas y la mayoría de los chavistas rechaza la represión.

–¿Cómo protestar?
–Pacíficamente, frente a las sedes de las instituciones, con exigencias claras. 

–¿Qué sintió al ver la foto de un cubano herido con uniforme militar venezolano?
–¡Arrechera!.. Es una realidad que nos debe doler a todos.

–¿Y frente al estudiante oficialista en el debate de CNN?
–El gobierno mandó a unos buenos muchachos sin nivel político para lavarse las manos.

–¿Fue imparcial Patricia Janiot?
–Hizo un esfuerzo por unificar criterios, lo cual le costó mucho ante un libreto prefabricado.

–¿Con quién del gobierno debatiría?
–Con alguien algo difícil: Maduro.

–¿Y de la MUD?
–Con Henrique Capriles Radonski.

–De ser Leopoldo, ¿se hubiera entregado?
–No, y le pedí en mi video de Youtube que no lo hiciera.

–¿Una revolucionaria atractiva?
–Mi esposa. Fue chavista.

–¿Y usted?
–¡Nunca!

–¿Una lectura?
–Soy un hombre de izquierda que ha leído a Marx, Engels y Lenin.

–¿De qué le ha servido el marxismo?
–Me ha hecho ser un buen hombre.

–¿Apoyaría una intervención estadounidense?
–¡La rechazo absolutamente!

–¿Es posible el diálogo?
–Se está dando en la calle. El diálogo es la amplia base para enfrentar la dictadura. Con los dictadores no se negocia.

¿Cree en la FANB?
–Cero.

–¿Y si le pidiera la renuncia a aquel señor?
–Sería muy peligroso. Se instalaría una dictadura mucho más abierta que la que tenemos.

–¿El error de la dirigencia opositora?
–No haber explicado de manera concreta lo que era la salida. Y los que estuvieron en contra tampoco supieron explicar su posición, y llegó la anarquía.

–¿Cuál es su salida?
–La unión del pueblo venezolano bajo un plan de gobierno aferrado a la Constitución.

–¿A través de una junta cívico-militar con integrantes de la oposición como lo proponen algunos sectores?
–¡Nada con los militares!, estoy de acuerdo con que la oposición integre el gobierno.

–Aunque suena algo abstracto…
–Abstracto porque no tenemos las condiciones para organizarnos y forjar un poder popular real que pueda promover los cambio.

–¿Mientras?
–El gobierno está despertando a un león dormido.

–¿Quién es el león?
–Caracas corazón de león.

–¿Cederá Maduro?
–El problema es que Maduro no se gobierna.

–¿Quién?
–Una sala técnica internacional cubana, china y rusa.

¿Entenderán eso los estudiantes oficialistas?
–Ellos lo entienden porque lo escuchan constantemente en las colas, en las camioneticas, en el Metro…

¿Cómo convencería a los más apasionados?
–Enseñándoles las pruebas de la represión y preguntándoles si apoyan eso. Lo estoy haciendo y no estoy solo. Y se están viendo los resultados. La base chavista no ataca las manifestaciones, solo los colectivos. La mejor prueba es la marcha del 12 de febrero, que hicieron dentro de Miraflores porque solo llenaba media cuadra. Esta naciendo un entendimiento entre el sector no oficialista y el chavismo, que no es madurismo; estamos comenzando a entendernos como hermanos, y ese es el terror del gobierno.

–Según Maduro, en abril de 2013 alrededor de 900.000 chavistas votaron por Capriles. ¿Cuántos serían ahora?
–Tres millones  y medio, pero eso no implica que sean de oposición, ya que esperan una política igualitaria.

¿Un líder que los aglutine?
–No existe, no lo conocen, no lo perciben. En vez de esperar un líder sería mejor compartir el liderazgo. No hay dirección en la oposición.

¿Intervinieron su teléfono?
–¡Sííí!.. ¿No escuchaste la cantidad de ruidos cuando me llamaste para concertar la entrevista?

–¿Desea enviarles un mensaje en vivo y directo?
–¡Señores, Venezuela no va a ser su Vietnam ni su Corea! El pueblo venezolano no es un pueblo de guerra.