• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Jueces dejan presos a jóvenes que no representan peligro de fuga

Estudiante es detenido durante marcha estudiantil por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana |  AFP

Estudiante es detenido durante marcha estudiantil por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana | AFP

Han dictado privativas de libertad en casos en los que la medida no está legalmente justificada, denuncian abogados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De las 743 personas que han sido presentadas en tribunales durante las cuatro semanas de protestas que se han vivido en Venezuela, a un total de 42 los jueces les impusieron medidas privativas de libertad, según cifras del Foro Penal Venezolano. De acuerdo con el Ministerio Público, son 92.

“A muchas personas que son detenidas en las mismas circunstancias les aplican medidas distintas. A veces parece un asunto al azar: unos quedan presos y otros en régimen de presentación”, explicó Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano.

Los manifestantes a los que les dictan la llamada privación judicial preventiva de libertad deben estar presos por al menos 45 días, que es el tiempo que tiene la Fiscalía para investigar y decidir si pide que pasen a juicio.

La última orden de dejar preso a un manifestante de la que se tiene noticia fue dictada el sábado a las 11:30 pm por el Tribunal 36° de Control de Caracas. A Alberto José Hasper lo enviaron a Yare III. Había sido detenido en una protesta hace dos semanas y estaba sometido a régimen de presentación cada 15 días y a prohibición de asistir a manifestaciones violentas. Al ser presentado nuevamente ante el Poder Judicial, el juez, a solicitud de la Fiscalía, decidió no dejarlo en libertad.

El abogado Nizar el Fakih, integrante del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, explicó que la regla es que las personas sean juzgadas en libertad y que legalmente un imputado puede quedar detenido solo cuando hay elementos claros de que cometió un delito y existe además peligro de fuga y riesgo de obstaculización del proceso. “Estos requisitos deben darse de manera concurrente. En el caso de los dos escoltas detenidos en Los Teques y los seis muchachos presos en Polichacao, tengo la seguridad de que no se han dado. Tomando en cuenta las irregularidades en las aprehensiones y en las imputaciones, lo más probable es que en la mayoría de las privativas no se haya cumplido con los extremos legales”, indicó.
 
Presos que no protestaron. El Fakih contó que a los escoltas que fueron detenidos en Los Teques –los hermanos Leonardo y Eduardo Blanco– les dictaron medidas privativas de libertad aunque no estaban manifestando.

“Los dos estaban en moto en la tranca que se había formado porque adelante había una protesta. La Guardia Nacional los abordó. Ambos estaban armados pero argumentaron que tenían porte y fueron voluntariamente al liceo militar Pedro María Ochoa Morales para verificar lo de las armas. Al llegar los unieron a un grupo de 42 detenidos”, señaló.

A los 44 aprehendidos les imputaron instigación, obstrucción de vía pública, daños a bienes públicos, lesiones leves en grado de complicidad y resistencia a la autoridad. A los hermanos Blanco los señalaron adicionalmente de porte de arma en manifestaciones públicas y solo ellos quedaron presos después de haber sido presentados en tribunales. Los demás quedaron bajo régimen de presentación.

Torturados y presos

Algunos jóvenes que están presos por orden judicial fueron víctimas de tortura, según el informe que el Foro Penal Venezolano entregó a la fiscal Luisa Ortega y a la defensora del pueblo Gabriela Ramírez.

Juan Manuel Carrasco, que denunció haber sido arrodillado con la cara pegada en el piso y violado con un fusil, está bajo arresto domiciliario, al igual que otros cinco jóvenes que fueron detenidos en Carabobo y que aseguran haber sido sometidos a torturas. También están en la lista seis aprehendidos en Parque Carabobo que están presos en Polichacao y que han indicado haber sido víctimas de graves tratos.

“Cuando hay violación de derechos humanos el procedimiento es nulo”, dijo Alfredo Romero.