• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

José Guerra: En 2016 la situación puede deteriorarse todavía más

José Guerra, candidato para la MUD por el circuito 4 en Caracas | Foto: Cortesía

José Guerra, diputado de la MUD por el circuito 4 en Caracas | Foto: Cortesía

El diputado aseguró que el país financia un sistema cambiario "absurdo" que promueve la corrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Guerra, economista y diputado a la Asamblea Nacional, afirmó que Venezuela sufre una tragedia económica como resultado de la fuerte contracción de la economía y una inflación que está destruyendo los ingresos del trabajo.

Al hacer un balance de la economía en 2015, el parlamentario resumió los principales indicadores al señalar que el PIB por habitante disminuyó 11 por ciento, la tasa de inflación general aumentó 200% mientras que el alza de precios de los alimentos se situó en 250%, en tanto que la escasez de alimentos sujetos a regulación alcanzó al 80%.

“Todo ello determinó una caída del poder adquisitivo de los sueldos, salarios, pensiones y jubilaciones equivalente a 40 por ciento, solamente un país devastado por una guerra registra números de esa magnitud. En este comportamiento de los precios jugó un papel determiante la política monetaria aplicada por el Banco Central de Venezuela, orientada al financiamiento del déficit fiscal mediante la impresión de dinero, esto ha ocurrido en el contexto de una destrucción del sistema estadístico nacional por parte de las autoridades del BCV, INE y Misterio de Finanzas, quienes ocultan y manipulan la información”, aseveró. 

Detalló que el país financia un sistema cambiario "absurdo" que promueve la corrupción.

"En lo relativo al sector externo de la economía, el BCV perdió más de7.000 millones de dólares, no obstante haber recibido más de US$ 6.000 por la venta de activos en moneda extranjera y por los swaps realizados con el oro mantenido en el exterior. Así, Venezuela liquidó casi todas sus posiciones en moneda extranjera para financiar un sistema cambiario absurdo que promueve la corrupción y las salidas de capital, la brecha cambiaria entre las tasas de cambio oficiales y la del mercado paralelo ha alcanzado niveles absurdos, que indica que las expectativas de devaluación se han exacerbado", expresó.

Explicó que en el fondo de todo subyace un modelo económico fracasado y una política económica inconsistente en medio de una declinación de los precios del petróleo que encontró a la economía sin ahorros. “La crisis no la ha provocado la baja del petróleo, sino el colapso del modelo económico”.

Por último, alertó que “en 2016, todo apunta a que la situación puede deteriorarse todavía más si el gobierno no adopta de inmediato mediadas remediables que deben comenzar por desechar el modelo económico socialista y estatista, para abrir paso a un gran acuerdo con los verdaderos sectores productivos nacionales”.