• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Jesús Silva: normas de homologación no son válidas frente al régimen jurídico actual

El abogado constitucionalista sostiene que las normas promulgadas por el CNU en 1982 no reconocen a todos los actores que hacen vida en el mundo universitario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado constitucionalista Jesús Silva manifestó este viernes que las normas de homologación que exige aplicar la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios (Fapuv), con el fin de definir aumentos salariales de docentes universitarios, son preconstitucionales. Por tanto, no responden al régimen jurídico actual.

En entrevista concedida al canal VTV, refirió que las normas promulgadas por el Consejo Nacional de Universidades en 1982 reconocen a un solo actor y no a todos los que hacen vida en el mundo universitario (obreros, personal administrativo y docentes). Este mecanismo "tiene poca validez" frente a la Constitución de la República y la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTT), refirió el abogado.

En defensa del derecho a la educación

Silva también indicó que la sentencia emitida por el Tribunal 4º este viernes a favor de un grupo de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV), que exigen levantar el paro al que se ha plegado un grupo de docentes agremiados a la Asociación de Profesores de la UCV (Apucv), contribuye a la restitución del derecho constitucional a la educación.

"Tanto sectores de izquierda como de derecha que hacen vida en el mundo universitario tienen que darle prioridad al derecho a la educación por encima de cualquier actitud partidista o ideológica", dijo.

El aumento integral promedio para los docentes universitarios se ubica entre 112% y 135%. Los obreros recibirán un aumento entre 124% y 150%, y finalmente, los trabajadores administrativos verán incrementado su salario integral entre 105% y 147%. Dicho aumento se pagará en tres partes.

La Asamblea Nacional (AN) aprobó el pasado martes Bs. 1.500 millones para solventar el pago de la primera parte del aumento salarial (25%).