• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ipys cuestiona manejo informativo del Gobierno sobre salud del Presidente

Concentración en Miraflores en apoyo al presidente Hugo Chávez Frías | Foto: AVN

Ipys considera que la información sobre la salud del Presidente es poco transparente | Foto: AVN

A través de un informe, el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela condenó que, en vez de informar con transparencia y veracidad, se insista en descalificar, intimidar y acusar a medios de comunicación por publicar información

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A través de un informe, el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys) criticó el manejo informativo que ha hecho el Gobierno sobre la salud del presidente Hugo Chávez, argumentando que, en vez de informar con transparencia y veracidad, insiste en descalificar, intimidar y acusar a medios de comunicación y periodistas por publicar información al respecto.

A continuación se presenta el análisis de Ipys sobre el ataque contra la libertad de prensa y las limitaciones al acceso a la información pública:

"Los registros sobre la situación del derecho a la libertad de expresión e información que lleva de forma permanente el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) evidencian que el manejo informativo por parte del gobierno nacional sobre la salud del presidente de la República Hugo Chávez ha sido poco transparente y ha tenido como correlato un discurso agresivo hacia la prensa nacional y extranjera. Diversos representantes del Poder Ejecutivo, de manera recurrente, descalifican, intimidan y acusan a los periodistas y medios de desconocer la legitimidad del gobierno, por el hecho de presentar informaciones, desde diversas fuentes, sobre la situación de salud que afecta al primer mandatario nacional.

Desde que el Presidente informó, el 8 de diciembre de 2012, que debía someterse a una nueva intervención quirúrgica, en Cuba, por la aparición de nuevas células cancerígenas, debido a una reincidencia del cáncer que padece desde mediados del 2011, representantes del Poder Ejecutivo, han acusado a los medios de comunicación nacionales y extranjeros de mantener una "campaña de desestabilización", por el supuesto manejo "mal intencionado" de la cobertura informativa del estado de salud del mandatario y la situación de la conducción del país en su ausencia del territorio nacional.

Pluralidad y diversidad de los medios en riesgo

En este contexto, se ha registrado el inicio de procedimientos administrativos sancionatorios, ha habido un uso recurrente de las alocuciones oficiales obligatorias, de radio y televisión (mayormente, en cadena nacional) y la utilización reiterada de los medios estatales para la divulgación de mensajes en los que se criminaliza la labor informativa de los medios privados e independientes. Esta situación atenta contra los fundamentos de pluralidad y diversidad en los que se asienta la libertad de expresión, principio indispensable en la convivencia democrática.

Asimismo, estas reacciones oficiales contra la prensa desfavorecen el clima sociopolítico en el país, que además, está marcado por la imprecisa y escaza difusión, de parte del sector oficial, de información corroborada con fuentes calificadas, pertinente y oportuna; así como la por la generación de rumores, que podrían afectar la estabilidad del país.

Esta situación responde a la radicalización de una política gubernamental que limita el acceso a la información pública, derecho fundamental que permite a los ciudadanos conocer, sin ningún tipo de sesgo, detalles sobre los asuntos de interés colectivo, en relación a las instituciones estatales y los funcionarios públicos. De esta manera, la opacidad ha marcado la estrategia informativa del gobierno nacional en cuanto a la enfermedad del presidente de la República Hugo Chávez.

La claridad, precisión y calificación de informaciones especializadas han sido los grandes ausentes. A pesar que Nicolás Maduro, vicepresidente de la República, y Ernesto Villegas, Ministro de Comunicación, ha enviado al país alrededor de 30 mensajes oficiales sobre la salud del Presidente, desde el 10 de diciembre de 2012, estos comunicados carecen de rigurosidad, por lo que se puede considerar que los medios de comunicación y los ciudadanos no han podido conocer información médica validada, de manos de profesionales certificados de esta área, que describan la situación de salud que ha afectado al primer mandatario nacional, desde junio de 2011. Asimismo, la sociedad en general no ha tenido acceso a un informe especializado, preparado por una junta médica venezolana que puntualice esta situación.

Ante este panorama, se limita el derecho de los ciudadanos a saber las condiciones detalladas sobre la salud del presidente de la República, por ser información de interés colectivo, y se violentan los principios de la libertad de expresión e información pública, consagrados en los artículos 57, 58 y 143 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Estado de salud del presidente como información de interés público

La actitud que han mantenido de las autoridades públicas hacia los medios y los periodistas, ante el manejo informativo de la salud del Presidente, ratifica una agudización de las limitaciones y la hostilidad que afecta la libertad de expresión en el país, en los últimos años.. Así lo constatan los datos de IPYS Venezuela en 2012, cuando se contabilizaron, al menos, 200 casos de ataques y agresiones contra trabajadores y empresas de comunicación social. Esta cifra representa el mayor registro de violaciones contra la prensa, en los últimos 10 años; incluso duplicando los casos registrados en 2011, cuando se reportaron 94 incidentes.

De igual manera, los representantes del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial han querido subordinar la libertad de expresión e información apelando al respeto a la privacidad, del presidente de la República, olvidando que la información precisa, rigurosa y especializada, sobre el estado del primer mandatario nacional, es un asunto primordial de interés para todos los sectores de la sociedad, con fundamento en los artículos os artículos 57, 58 y 143 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en la Declaración de Principios para la Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que establece que: "Las leyes de privacidad no deben inhibir ni restringir la investigación y difusión de información de interés público" (Principio Nº 10). Y agrega: "Los funcionarios públicos están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la sociedad" (Principio Nº 11). Siendo la condición de salud del Presidente de la República una situación que afecta sus funciones, resulta fundamental que los ciudadanos tengan acceso a información, clara y oportuna al respecto.

Ante estos hechos que colocan en riesgo la garantía y el pleno ejercicio de la libertad de expresión en Venezuela, IPYS Venezuela exhorta al Estado venezolano a informar, con basamentos de una junta médica, de manera clara, real y transparente, sobre el estado de salud del Presidente. Asimismo, solicita cesar con la sistemática hostilidad hacia la labor de la prensa nacional y extranjera y garantizar las medidas necesarias para que los periodistas y medios de comunicación ejerzan su labor sin ningún tipo de riesgo, amenazas y censura. De igual manera, IPYS Venezuela hace un llamado a los periodistas y medios de comunicación nacionales y extranjeros, a realizar su labor informativa apegados a los principios éticos que fundamentan el ejercicio periodístico".