• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Incremento salarial de la FANB no llega a 16%

Fuerza Armada Nacional / Cortesía: Prensa Miraflores

Fuerza Armada Nacional / Cortesía: Prensa Miraflores

La resolución de Min Defensa, enviada el martes a los cuarteles, no fue recibida con agrado, revelaron fuentes que participaron en reuniones informativas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La circular (“Radiograma RDoma No. 4.0627”) del Ministerio de la Defensa sobre el aumento salarial prometido por el presidente Nicolás Maduro causó incomodidad el martes pasado en los cuatro componentes de la Fuerza Armada, una vez que fue hecha pública mediante reuniones y en correos internos enviados al personal profesional. 

Los comandantes del Ejército, la Armada, Guardia Nacional y Aviación remitieron a las unidades del todo el país la resolución, emanada del titular castrense, almirante Diego Molero Bellavia, con el sello de “urgente” y la categoría “No clasificado” en cuanto al contenido informativo, como puede verse en la gráfica anexa. El documento oficial habría provocado una reacción adversa en varias reuniones que se efectuaron en las instalaciones militares del país con los jefes militares y el personal castrense, revelaron fuentes consultadas. “No alcanza ni para pagar los cuatro cortes de pelo que hay que hacerse en un mes, ni para enviar a la tintorería el traje militar”, ironizaron los oficiales, al comprobar que, en algunos casos, no pasa de 500 bolívares mensuales. Las peluquerías cobran entre 100 y 200 bolívares, dependiendo de la zona. El lavado de una camisa oscila entre 26 bolívares y una chaqueta en 200 bolívares, indicaron los militares en los encuentros en las instalaciones castrenses. 

 Con Chávez el aumento fue de 40% en octubre de 2011. La medida abarcó todos los grados militares y fue retroactivo desde el 1° de abril de ese año. Por ejemplo, un cadete recibiría 2.500 bolívares (543 dólares) y un capitán, con cuatro años de antigüedad, tendría un ingreso mensual de 4.000 bolívares. En esta oportunidad, Maduro asignó un “beneficio” por etapas, dividido en tres partes, que en algunos casos no pasa de 16% y en otros es inferior a 4%, de acuerdo con cálculos realizados por los militares.

 En la circular o radiograma Nro, clas No. 5300100000 se señala que Maduro y Molero Bellavia instruyen a los comandantes a informar a sus subalternos: “En pro del bienestar de todo nuestro talento humano, a partir del 1° de julio el personal militar profesional recibirá un incremento lineal de 410 bolívares en su sueldo básico, con retroactivo desde mayo; el segundo regirá desde el 1° de septiembre y será de 246 bolívares; y el tercero, a cobrarse desde el 1° de septiembre, de 271 bolívares”. En otras palabras, un capitán percibirá 4% de aumento; un coronel, 6%; un general, 4%; un mayor, 11%; un teniente-coronel, 9 % y un sargento apenas llega al salario mínimo, según análisis efectuados en las reuniones de los comandantes con oficiales. 

“Maduro anunció ‘un aumento significativo importante’ y la verdad es que no fue así. En la FANB priva el criterio de que el jefe superior debe obrar y ser fiel a sus palabras. El anunciado aumento fue una burla, porque en la FANB padecemos, como cualquier venezolano, la inflación y la devaluación”, advirtieron oficiales. El primer aumento, sin embargo, no sería de 410 bolívares, en total bajaría a 324 bolívares, si se considera que hay sacar las deducciones por “el goce” de los círculos militares,  1,5%; 8% por caja de ahorros; 6,5% por el FCIS (Fondo de Compensación Institucional de Salud). El segundo aumento lineal sería de 194 bolívares; y el tercero, de 214 bolívares. El retroactivo sólo representaría 1.200 bolívares, indica una minuta.  Los militares se quejan de que se haya vendido la idea de que los integrantes de la FANB estarían en mejores condiciones que el resto de los venezolanos; sin embargo, sostienen que, además de los bajos sueldos, tienen que procurarse los uniformes, las botas y hasta el material de oficina porque la respuesta oficial en los almacenes es “¡No hay!”, confirmó un sargento técnico.  


Maduro:  “Será sustancial”

“Este año hemos llegado a una fórmula lineal que explicará el Alto Mando Militar por los distintos medios de comunicación internos. Es un aumento importante y sustancial”, ofreció el presidente Nicolás Maduro el 13 de mayo de 2013. Ese día descartó la “fórmula porcentual” porque adujo que separa las escalas salariales. En el lanzamiento de la Misión Negro Primero, de corte social para militares y familiares, dijo: “El lineal favorece las escalas de más bajo salario; cosa que es comprendida por mayores, almirantes y contralmirantes. Tendrán un aumento superior los sargentos, los tenientes, los primeros tenientes, capitanes y mayores. El aumento lineal permitirá igualar, ajustar y mejorar la tabla salarial de la FANB”. La Misión Negro Primero sube las primas por hijos, establece un servicio médico exclusivo para militares y la construcción a corto plazo de 20.000 viviendas.  


Los Datos

Entre 2009 y 2010 no hubo ajuste salarial en la FANB. En octubre de 2011 Chávez decretó 40% de aumento, producto de la presión por los años sin beneficios. Entre 2012 y 2013 el salario militar permaneció inamovible: por ejemplo, los capitanes tienen un sueldo mínimo de 6.032.000 bolívares y los sargentos de 3.200. Los generales cuentan con escalas que oscilan entre 12.000 y 15.000 bolívares.