• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Incierto presente

Seguidores de Hugo Chávez se concentraron en la Plaza Bolívar | AP

Seguidores de Hugo Chávez se concentraron en la Plaza Bolívar | AP

Sólo el regreso a Miraflores de su actual inquilino, su ausencia definitiva o la declaración de incapacidad por una junta médica podrían despejar los nubarrones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sin haberse disipado la lógica inquietud por el real estado de salud de Hugo Chávez, todo estaba dispuesto para que el próximo jueves tomara juramento y comenzara así su cuarto período presidencial.

Pero los planes comenzaron a variar el 8 de diciembre, cuando se dirigió a la nación para informar que debía desplazarse a Cuba para una urgente cirugía, debido a la reaparición de células cancerígenas en su organismo. Envió mensajes de tranquilidad y, apoyado en la Constitución, afirmó que si algo ocurriera que lo inhabilitara, el vicepresidente Nicolás Maduro ocuparía su lugar.

Los rumores se han multiplicado en los últimos días ante los informes que hablan de una infección respiratoria aguda. En otro momento, ese estado de cosas habría podido prolongarse, pero hay una fecha límite, fijada por la Constitución, que tiene a los venezolanos y a parte del hemisferio en ascuas.

Sólo el regreso a Miraflores de su actual inquilino, su ausencia definitiva o la declaración de incapacidad por una junta médica podrían despejar los nubarrones.

Según lo afirmado por Maduro el viernes, el mandatario continuará en funciones, mientras que “el formalismo de su posesión” será resuelto luego ante el Tribunal Supremo de Justicia. Se trata de una decisión en el filo de la legalidad, que aprovecha la falta de claridad de la carta magna sobre qué hacer si el gobernante electo no asume en la fecha establecida.