• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Conferencia Episcopal se ofreció para mediar en diálogo nacional

Monseñor Diego Padrón agradeció hoy a las autoridades internacionales que han tenido esta iniciativa y afirmó que para que se dé el diálogo primero "es necesario reconocer" y corregir los errores, teniendo una disposición de inclusión "sin distingo de ninguna clase"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Iglesia católica venezolana se ofreció hoy a prestar sus servicios para que se produzca el diálogo entre el gobierno nacional y la oposición de ese país, con el fin de lograr una solución que resuelva la crisis que atraviesan los venezolanos.

"Reiteramos el llamado al encuentro, al perdón y a la reconciliación, ofrecemos nuestros buenos oficios, para facilitar y ganar ese diálogo", dijo hoy el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Diego Padrón, durante la instalación de la sexta asamblea de la conferencia.

Padrón manifestó esta disposición de la Iglesia pese a que el Gobierno venezolano, se ha "negado a que las instituciones religiosas presten su concurso para aliviar las penurias y dolencias del pueblo".

El diálogo en Venezuela es un mecanismo que ha sido planteado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) teniendo como mediadores a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), como una alternativa para solucionar la crisis que atraviesa el país.

Monseñor Padrón agradeció hoy a las autoridades internacionales que han tenido esta iniciativa y afirmó que para que se dé el diálogo primero "es necesario reconocer" y corregir los errores, teniendo una disposición de inclusión "sin distingo de ninguna clase".

Asimismo, la autoridad eclesiástica reiteró la posición de la Iglesia venezolana sobre el referendo revocatorio e indicó que "acatar" la decisión del pueblo "es un imperativo moral que no puede ser soslayado por ninguna autoridad".

A juicio de Padrón, "los actuales gobernantes, manifiestan incapacidad para solucionar los urgentes problemas del país, se observa claramente que los intereses del Gobierno no son los intereses del país, de su gente y sus instituciones".

Aseguró que un gobierno que no ha logrado "dominar y controlar la delincuencia no está en condiciones de asegurar tranquilidad y paz a los ciudadanos", por lo que llamó al Ejecutivo a reconocer la situación que atraviesa el país en todos los sectores.