• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Iglesia: Quieren ocultar la realidad al impedir visitar a presos políticos

El cardenal Jorge Urosa Savino se reunió brevemente con los huelguistas de la iglesia La Guadalupe | Foto Cortesía

El cardenal Jorge Urosa Savino se reunió brevemente con los huelguistas de la iglesia La Guadalupe | Foto Cortesía

La CEV rechaza que le prohiban entrar a las cárceles. Monseñor Diego Padrón señaló que el clero está dispuesto a facilitar el entendimiento en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como pastores del pueblo, la Iglesia no se dará por vencida en la busca del entendimiento entre todos los sectores ante la crisis del país. 

Luego de la huelga de hambre iniciada por Daniel Ceballos y Leopoldo López, a la que se sumaron dirigentes estudiantiles, varios sectores ratificaron la necesidad de la mediación eclesiástica. 

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón, indicó que insistirán en el diálogo pero aclaró sobre el alcance de las gestiones. "Más que una mediación es una facilitación. Una mediación requiere elementos técnicos de los que a lo mejor no disponemos, pero sí podemos facilitar el diálogo y a eso estaremos siempre dispuestos. Facilitar el diálogo significa entrar en esta actitud positiva de reconocimiento mutuo y ayudar a que haya un reconocimiento del gobierno hacia quienes piensan distinto, como también de quienes piensan diferente hacia el gobierno. Si no hay ese reconocimiento no habrá posibilidad del diálogo. 

Esta ha sido la preocupación de la Iglesia desde hace tiempo", indicó. 

El obispo manifestó que el gobierno debe liberar a los presos políticos en lo inmediato y velar por los derechos humanos. Destacó la urgencia de que el Ejecutivo "aplique medidas económicas más equitativas para el pueblo y que el pueblo no tenga necesidad de hacer horas de cola para conseguir lo básico. Es necesario fijar la fecha de las elecciones para que todo el pueblo de uno y otro sector se prepare anímicamente e igualitariamente para participar en el proceso". 

El también arzobispo de Cumaná mostró preocupación por las agresiones y procedimientos penales abiertos contra periodistas y medios. 

"Esas acciones legales evidentemente van contra los derechos humanos, y el derecho a la expresión es fundamental; después del de la vida, el derecho más importante es el de la libertad de expresión, de pensamiento y de palabra". 

Ratificó el diagnóstico que hizo la CEV en enero pasado, cuando denunció que el modelo socialista fracasó. Destacó que la situación del país se deriva de "una crisis sistémica" porque es el sistema el que no funciona. 

Dijo que no sabe cuáles son las condiciones del papa Francisco para visitar el país. "Desde el punto de vista nuestro debe haber un clima de mayor libertad en todos los sentidos", agregó. 

Afirmó que en Venezuela la vida está en permanente riesgo. "La defensa de la vida es el primer mandato de Dios. El Estado tiene que cuidar la vida de los venezolanos. Tiene que haber mayor seguridad", expresó. 

Paz

El cardenal Jorge Urosa Savino y monseñor Roberto Lückert, presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, cuestionaron que a la Iglesia se le impida la visita a los presos políticos. 

Lückert contó: "Yo no he podido entrar últimamente a Ramo Verde, la cárcel de Coro, el Helicoide. Hay una prohibición, ni siquiera la Cruz Roja puede entrar, quieren ocultar esta realidad". 

Urosa, arsobispo de Caracas, manifestó que los obispos están interesados en la convivencia, el progreso y la paz de todos los venezolanos. Afirmó que allí radica la importancia del encuentro entre todos los sectores. 

"Debemos hacer llamados para resolver los gravísimos problemas, uno de ellos son los presos políticos; llamados para evitar el abuso en derechos humanos, sobre todo ante tantas noticias sobre maltratos. Esperemos que se dé el diálogo. Siempre estamos dispuestos a ayudar a mediar para el encuentro y el entendimiento entre todos los sectores", señaló. 

El cardenal Urosa coincidió con monseñor Diego Padrón en que espera que cambie "esta actitud tan fuerte con dirigentes de la oposición y presos que deberían ser sometidos a juicio en libertad, como lo establece el Código Orgánico Procesal Penal; el país necesita armonía y no una permanente agitación política". 

Monseñor Lückert señaló que era su obligación relatar al papa Francisco, en la reunión a finales de mayo, la situación de los derechos humanos en el país. "Resultó difícil explicar al santo padre el bachaqueo porque se trata de una fuente de empleo que nadie entiende", indicó. 

Añadió que los problemas que aquejan al país afectan a todos los sectores. "El gobierno deber tender puentes, debe haber misericordia con los presos políticos", expresó.