• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

IPYS: Aparato Estatal es el principal agresor de la libre expresión

Logo del Instituto Prensa y Sociedad | Cortesía

Logo del Instituto Prensa y Sociedad | Cortesía

El Instituto de Prensa y Sociedad responsabilizó principalmente al Gobierno del presidente Chávez y a sus seguidores, de los actos de violencia que se han generado en el país contra la libertad de expresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Informe Impunidad 2012, incluye un reporte presentado por IPYS Venezuela, en el que se contabilizaron 233 atentados contra la libertad de prensa, entre 2008 y 2010. El instituto señala que el Estado venezolano "es el principal agresor de la libre expresión". Como caso emblemático, IPYS Venezuela reporta la agresión de los trabajadores de la Cadena Capriles, situación que sigue a la espera de justicia.
 
En América Latina, "los sistemas de justicia son en extremo disfuncionales como tendencia general; se encuentran sobrecargados, tienen altos niveles de represamiento de procesos y sobrellevan procedimientos arcaicos que no ofrecen respuestas a los desafíos actuales para la impartición expedita de justicia".
 
A esto se suma "la falta de especialización de sus funcionarios y la ausencia de mecanismos especializados que den seguimiento a las violaciones de derechos humanos, y en especial a las poblaciones de alto riesgo, como es el caso de los periodistas".

Éste es el diagnóstico que presenta el Informe Anual Impunidad 2012: Rostros y rastros de la libertad de expresión en Latinoamérica y el Caribe, publicado por la red de Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión, capitulo América Latina (IFEX-ALC) -de la que el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) es miembro- con motivo de la conmemoración, este 23 de noviembre, del Día Mundial contra la Impunidad.
 
Venezuela: Poder estatal contra la prensa

Sobre Venezuela, el informe regional señala “la impunidad ha convertido al Estado en el principal agresor de la libre expresión”, debido a que en el  país “se gesta desde hace algún tiempo una violencia contra la libertad de expresión, muy verbal, pero sobre todo física, que proviene básicamente del aparato estatal y adeptos al primer mandatario (Chávez)”.

En el informe del IPYS se destaca como caso emblemático, la agresión que sufrieron trabajadores de la Cadena Capriles, en agosto de 2009 cuando ejercían pacíficamente el derecho a la protesta, en rechazo a  disposiciones de la reforma a la Ley Orgánica de Educación, que podrían generar limitaciones a  la labor informativa, mediante la censura previa, que dejó  a 12 personas heridas.
 
El reportaje recoge el testimonio de Fernando Peñalver, uno de los trabajadores de la Cadena Capriles agredidos físicamente, quien recuerda los momentos y golpes con precisión fotográfica. "Me golpearon con una estaca de madera con filo que me pegó en ángulo recto en la cabeza. Fue por la espalda. Al recibir el golpe la visión se me distorsionó y comencé a ver todo lento". A pesar de las acciones judiciales ejercidas ante los órganos estatales correspondientes, este caso continúa impune.

Desde el 1 de noviembre hasta el 23 de noviembre, cuando se conmemora el Día Mundial contra la Impunidad, el IPYS Venezuela ha desarrollado la campaña "23 casos, 23 días", que consiste en recordar un caso diario de ataques o agresiones graves contra periodistas o medios de comunicación, que no se han resuelto judicialmente, desde el año 2002, cuando nació la organización, hasta la fecha. El objetivo es sensibilizar a la ciudadanía y a los organismos de justicia sobre las consecuencias de estos casos y sobre la importancia de que los responsables sean sancionados y las víctimas reciben una adecuada reparación. Esta campaña se desarrolla a través de las cuentas de Ipys Venezuela en las redes sociales Twitter (@ipysvenezuela)  y la Fan Page de Facebook (IPYS Venezuela).

No callar

El llamado que realiza la red de IFEX ALC e IPYS Venezuela, en el marco del Día Mundial contra la Impunidad es a "no callar". Es necesario que los trabajadores de la prensa asuman, como parte esencial de su labor, el ejercicio de acciones para exigir la protección y las garantías necesarias para el desarrollo de sus tareas, diarias sin correr ningún tipo de riesgo, en consonancia a los principios internacionales de la libertad de expresión.  

El Día Mundial contra la Impunidad fue promovido por primera vez el 23 de noviembre de 2011, por la red IFEX, con motivo de la conmemoración del aniversario de la masacre de Ampatuan, ocurrida en Filipinas en el 2009, cuando 32 periodistas y trabajadores de la prensa fueron asesinados, mientras cubrían las elecciones municipales de la región.