• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chávez niega que fomente guerra sucia contra la oposición

El presidente Chávez en rueda de prensa / AVN

Si gana, el Presidente aspira a contar con una oposición seria / AVN

"De Lima y Ojeda son políticos", arguyó el Presidente, que duda de la unidad en la MUD

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"¿Cuál guerra sucia?", preguntó Hugo Chávez a quienes le atribuyen la compra de conciencia en sectores de la oposición, en un plan para afectar al rival Henrique Capriles Radonski.

El candidato oficialista dijo, de manera irónica, que responsabilizarán a Elías Jaua por la deserción de David de Lima, William Ojeda, Piedra y otros tres partidos que le retiraron el apoyo a la oposición.

"No tenemos nada que ver. La causa es el arroz con mango; la salsa. Allí conviven empresarios, ex guerrilleros con un solo objetivo: `la culpa es de Chávez’. Son todos y terminan en la nada. Es el círculo Newton, que tiene todos los colores, pero al moverlo se ven blancos. Es algo físico", afirmó.

Aunque indicó que De Lima participó en el golpe de 2002 y que Ojeda no lo respaldó, los calificó: "Son políticos; han estudiado ideas políticas. No son fascistas, en cambio el comando burgués recurre a proyectos dictatoriales, excluyentes".

En rueda de prensa, con presencia de 53 medios, 29 agencias, 16 nacionales, y 8 del Sistema Nacional de Medios Públicos, cuestionó el programa de la Mesa de la Unidad Democrática, así como los anuncios de Capriles de que aumentará a 2.500 bolívares el salario mínimo y que creará nuevas misiones. "Es una huida adelante; una farsa. No pueden ser tan sinvergüenzas. El candidato manda a voceros y dice que la firma del plan de gobierno es forjada, que no lo compromete. No tiene vergüenza. Actúa como el 11 de abril de 2002, cuando invadió la Embajada de Cuba.

¡Qué falta de glamour!". Luego agregó: "¿100 días de gobierno? ¿De qué año? ¿Dónde? ¿Cuándo? Nadie supo.

Es el desespero. Los asesores cobran bastante mientras el candidato anda de show en show".

Si gana, el Presidente aspira a contar con una oposición seria y que la prensa reflexione, que trabaje con el gobierno.

"Quien habló de una guerra civil fue De Lima en Televen y en el Canal 8 si se aplica un paquetazo. Como venezolano y jefe de Estado, en 20 años, he asumido las responsabilidades y el esfuerzo ha sido para alejar el espanto de una guerra civil". En un intento por negar que su candidatura tocó techo, citó el tercer sondeo de Datanálisis. Aseveró que tenía 43,1% frente a 30% de Capriles, una diferencia de 13,1%. En el primero, la brecha habría sido de 12,2% y en el segundo, de 14,3%; es decir, cayó un punto. Sin embargo, dijo que la tendencia era irreversible y que 63% de los indecisos estaría a favor de la reelección. Al preguntársele si 20 años en el gobierno no eran suficientes, adujo que sacó al país del pantano y que él era algo circunstancial.

Al final, justificó la denuncia ante la OEA de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el retiro de la CIDH y de la Corte IDH con la expresión: "¡Ojalá algún día tengamos una Comisión seria que junto a los gobiernos y los pueblos luchen por los derechos humanos. Aquí luchamos a brazo partido por los derechos del pueblo".