• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Henrique Capriles: Hoy soy el Gobernador, pero mañana queda el pueblo

Henrique Capriles entregó nueva Estación de Bomberos y Pronto Socorro a pueblo de Guatire | Foto: Cortesía Prensa Miranda

Henrique Capriles entregó nueva Estación de Bomberos y Pronto Socorro a pueblo de Guatire | Foto: Cortesía Prensa Miranda

El mandatari regional que inauguró la estación de bomberos en Guatire, dijo que algunos quieren dirigir Miranda para destruir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, exhortó a los ciudadanos de ese estado a trabajar por sus necesidades.

"Yo paso; hoy soy el gobernador, pero mañana queda el pueblo, por lo que les digo que si usted trabaja en una institución para destruirla, eso no es digno. Le pido al pueblo de Miranda que sigamos haciendo las cosas como el primer día, sigamos trabajando para todos por igual", expresó.

Capriles, que aspira a la reelección el 16 de diciembre, fustigó a quienes desean mandar en la entidad por el afán de destruir. Ayer inauguró la estación de bomberos Francisco de Miranda y un servicio de atención médica prontosocorro en Guatire. Allí advirtió que si la entidad federal es gobernada por el PSUV, los lugares públicos serán usados por partidos políticos.

Aseguró que no habrá discursos políticos en la estación de bomberos.

"Ustedes tienen un uniforme y ese uniforme no es político; pueden tener en su corazón la ideología política que quieran, pero cuando uno se pone un uniforme el compromiso está por encima de cualquier color político, el compromiso es con todo nuestro pueblo", dijo al Cuerpo de Bomberos.

El candidato destacó que la entrega de la estación de bomberos y el puesto de Pronto Socorro en Guatire significó una inversión de 8,6 millones de bolívares. "Alrededor de 8.000 pacientes por mes se atienden en el prontosocorro de Guarenas; esto ha sido un éxito y por eso tiene que crecer", señaló.

Sostuvo que en Miranda se ha demostrado que se consiguen frutos cuando se trabaja más y se habla menos.