• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

HRF condena negativa de acreditar a Fernando del Rincón en Venezuela

El periodista Fernando del Rincón abordó en CNN el tema de las represiones ocurridas anoche en varias ciudades de Venezuela | Captura CNN

El periodista Fernando del Rincón abordó en CNN el tema de las represiones ocurridas anoche en varias ciudades de Venezuela | Captura CNN

“A pesar de que el gobierno autoritario de Venezuela suele hostigar a periodistas y dificultar el trabajo de los medios de comunicación internacionales, es primera vez que se rechaza una solicitud de credenciales a un periodista de CNN en Español, el canal internacional de noticias con mayor audiencia en América Latina, y el único independiente cuya señal aún puede ser vista en Venezuela”, dijo Garry Kasparov, presidente del Consejo Internacional de HRF

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Human Rights Foundation (HRF) condenó la censura sufrida por el periodista de CNN en Español Fernando del Rincón, a quien aproximadamente a las 5:00 p.m. de ayer jueves, y sin que medie explicación, se le negó el permiso para reportar desde Venezuela.

El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MINCI) comunicó a Del Rincón que el gobierno había decidido no otorgarle las credenciales que la ley requiere para que periodistas internacionales puedan ejercer el periodismo en Venezuela. 

“A pesar de que el gobierno autoritario de Venezuela suele hostigar a periodistas y dificultar el trabajo de los medios de comunicación internacionales, es primera vez que se rechaza una solicitud de credenciales a un periodista de CNN en Español, el canal internacional de noticias con mayor audiencia en América Latina, y el único independiente cuya señal aún puede ser vista en Venezuela”, dijo Garry Kasparov, presidente del Consejo Internacional de HRF.

“Cansados de simplemente acusar a CNN en Español de ser líderes de una ‘campaña internacional de desinformación’ y de librar una ‘guerra psicológica’ contra los venezolanos, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, los dos hombres más poderosos de Venezuela, por fin han materializado sus represalias contra la cobertura diaria de violaciones de derechos humanos que periodistas internacionales como Del Rincón realizan para sobreponerse a la censura generalizada que padecen los periodistas dentro de Venezuela”, señaló Kasparov. 

Lisbeth de Cambra, secretaria general del Consejo Nacional de Periodistas de ese país, confirmó vía telefónica a HRF que, luego de más de tres semanas de insistencia por parte del equipo de CNN en Español basado en Atlanta, Estados Unidos, el funcionario César Torres del MINCI comunicó ayer por la tarde a Del Rincón la decisión oficial de negarle las credenciales para ejercer el periodismo en Venezuela.

Esta negativa se produjo días después de que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, criticara una vez más a CNN y se expresara despectivamente sobre Del Rincón. 

El 13 de mayo, Del Rincón había invitado a Cabello a participar en una entrevista durante el programa Conclusiones de CNN. Días después, el 19 de mayo, durante su programa Con el Mazo Dando, Cabello había criticado fuertemente al canal de noticias, indicando: “Esas campañas de guerra psicológica son las mismas que están ahora contra nuestro pueblo, […] fotos de cosas que ocurrieron en otras partes del mundo y las ponen como que fueran venezolanas, y los miserables de CNN las transmiten, como que fuera Venezuela; […] viven de las miserias, de las miserias propias”. En relación a la invitación que le hizo Del Rincón, Cabello expresó: “Por cierto, uno de esos periodistas estaba muy bravo porque yo lo bloqueé [de Twitter]; yo tengo libertad de expresión, yo bloqueo a quien quiera en Twitter. […] Yo no tengo ningún interés y, repito, no tengo ningún interés en ir a CNN, ninguno. Sería una conducta impropia de mi parte si yo mañana estoy en CNN. Palangrismo en pantalla. […] Yo me debo a un pueblo, y allí no voy a estar, tengan la certeza [de] que no voy a ir; ni hoy, ni mañana, ni nunca. […] Yo bloqueo al que yo quiera, se llame [Del] Rincón, Cala, no sé qué cosa… Janiot, el que yo quiera. Eso es libre. ¿Cómo es que es eso entonces?, ¿prohibido bloquear a este señor, porque es el señorito? […] Ustedes mienten descaradamente, bueno, yo bloqueo descaradamente, ¿cuál es el problema pues?”. 

De manera similar, el pasado 14 de marzo, mientras Fernando del Rincón se encontraba en Venezuela realizando una cobertura sobre las manifestaciones multitudinarias de estudiantes y ciudadanos descontentos con el gobierno, el presidente de la República, Nicolás Maduro, expresó: “Yo vi ayer a un periodista de CNN, que viene a los escenarios que quieren promover en el mundo, ¿Fernando Rincón se llama?, ayer estuvo en una guarimba en el Oriente del país, alentándola, hoy está en San Cristóbal […] Aquí está CNN en Español, haciendo periodismo de guerra, alentando esto en el mundo. Si uno le prohíbe el permiso y lo expulsa del país, soy un ‘dictador’, y lo venden en el mundo que soy un ‘dictador’. Yo le mandé a decir que si se pasa de la raya en el respeto de las normas internacionales se tiene que ir de este país. Ahorita voy a evaluar qué hizo hoy”.

 Del Rincón, quien tiene casi un millón y medio de seguidores en Twitter, recibió la negativa de parte del MINCI ayer en la ciudad de Caracas, Venezuela, a donde arribó el día miércoles a las 11:45 p.m. con la finalidad de trasladarse más tarde a San Cristóbal, Táchira, para cubrir las elecciones municipales que están previstas para el domingo 25 de mayo y que tienen por finalidad elegir al sustituto del alcalde Daniel Ceballos, quien el pasado marzo fue destituido y condenado a prisión por negarse a reprimir a los estudiantes opositores al gobierno en su municipio.

Debido a que la demora en la acreditación de medios internacionales es común en Venezuela, Del Rincón se había hecho presente en persona al menos dos veces en el pasado para solicitar el permiso en ese mismo país, y este jamás le había sido negado. 

“La exigencia de permisos o credenciales para el ejercicio de la actividad periodística constituye una restricción ilegítima a la libertad de expresión y viola el derecho internacional”, dijo Javier El-Hage, director jurídico de HRF. “El Estado venezolano lleva años violando sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos e incluso ha denunciado la Convención Americana sobre Derechos Humanos para tratar de apartarse de obligaciones como la que establece el artículo 13 que trata sobre la libertad de expresión. Sin embargo, los actuales gobernantes venezolanos deben recordar que tanto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre sí continúan vigentes y que sus artículos 19 y 4, respectivamente, tienen el mismo contenido y la misma fuerza jurídica que el artículo 13 de la convención”, explicó El-Hage. 

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial, con énfasis en sociedades cerradas. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país.

De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por prestigiosos activistas de derechos humanos, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.