• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Gustavo Tovar denuncia que le confiscaron su casa

El jueves en la tarde un grupo de personas forzó y cambió las cerraduras de la quinta Michoacán | Foto Raúl Romero

El jueves en la tarde un grupo de personas forzó y cambió las cerraduras de la quinta Michoacán | Foto Raúl Romero

Vecinos aseguran que funcionarios del MIJ les explicaron que en el domicilio funcionará la sede del Servicio Nacional para el Desarme

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sin mostrar documentación legal que justificase la medida por un tribunal, empleados del Ministerio de Relaciones Interiores ocuparon ayer en Sebucán la quinta Michoacán, del escritor Gustavo Tovar Arroyo.

El abogado Mario Guillermo Massone informó que en el inmueble estaba la directora de la oficina del Servicio Nacional para el Desarme, Delia Rondón, que supuestamente le habría informado que de ahora en adelante ese lugar será la sede del organismo.

“Esto solo puede entenderse como la confiscación de un bien. Es una medida arbitraria, pues no nos mostraron documentación alguna. Dijeron que no la tenían con ellos”, indicó Massone.

Vecinos relataron que la ocupación comenzó a las 2:00 pm del jueves, cuando rondaban las calles de los alrededores de la quinta en motos y camiones, hasta que un grupo de personas forzó las cerraduras y las cambió. Ayer habrían concretado la acción al regresar con funcionarios del ministerio, que vestían chemises azul rey con insignia de la oficina del Servicio Nacional para el Desarme.

A las 11:37 am de ayer cuatro funcionarios de la PNB guiados por el oficial Maita entraron a la urbanización. Dijeron iban de parte del general Romero y ofrecieron resguardar la calle. Vecinos no dejaban de comentar que la medida respondía a una retaliación contra un ciudadano opositor al gobierno. “Esto es político”, repetían.

Tovar Arroyo denunció que su inmueble fue confiscado por “la dictadura”. Afirmó que en ese hecho estarían involucrados el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, el Ministro de Relaciones Interiores, Gustavo González López, y la viceministra de Investigación Penal, Katherine Haringhton.

“Es imposible que un régimen dictatorial pueda confiscar los sueños e ideales de su pueblo. Ellos nos golpearán como quien golpea al agua, hasta que se les canse el brazo. Nos morderán como quien muerde el aire, hasta que se desvanezcan sus colmillos. Nuestra lucha es espiritual y al espíritu ni se le golpea ni se le muerde, el espíritu siempre resiste, se impone y prevalece”, escribió desde el extranjero Tovar Arroyo en un comunicado.

El autor del libro Estudiantes por la libertad cree que su vivienda es “presa política” del gobierno. Añadió que fue el hogar de sus hijos y también un espacio para los jóvenes del movimiento estudiantil.

Tovar Arroyo añade que mientras le quede aliento luchará por la democracia en Venezuela.