• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Guarimbas bautizaron a las tanquetas chinas

Los vehículos pesan 2 toneladas, pueden alcanzar una velocidad máxima de 115 km/h y cuentan con una autonomía de 700 km | Foto Leonardo Guzmán

Los vehículos pesan 2 toneladas, pueden alcanzar una velocidad máxima de 115 km/h y cuentan con una autonomía de 700 km | Foto Leonardo Guzmán

Los blindados VN4 han sido usados por la GNB para operaciones represivas. Su fabricante, Norinco, no las había vendido a ningún otro país, según analistas militares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las cabinas de las tanquetas chinas VN4 tienen aire acondicionado. Los guardias nacionales que están adentro —un piloto, un copiloto y ocho hombres más que pueden ser transportados— no sólo están protegidos por el blindaje, sino que pueden regular la temperatura interna como lo haría el conductor de cualquier otro carro. Los vehículos tácticos han tenido su bautizo de fuego en Venezuela entre febrero y marzo durante la ola de protestas, disturbios, cierres de calles y acciones represivas que han causado más de 30 muertes en el país. Se han convertido en una presencia aterradora en puntos donde se ha denunciado su uso en actos de aplicación excesiva de fuerza de la Guardia Nacional Bolivariana, pero también han sido señaladas por una aparente vulnerabilidad en situaciones extremas. Su fabricante es la empresa China North Industries Corporation —Norinco por sus siglas en inglés—, la cual se ha perfilado como uno de los mayores proveedores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana pese a que su historial es apenas conocido en el país.

El gobierno venezolano cerró en 2012 el trato para la adquisición de los vehículos de ese modelo, que fueron diseñados para ejecutar acciones antiterroristas, de apoyo a fuerzas de Infantería, de transporte de tropas y de control del orden público. No había noticia alguna de que Norinco hubiese podido vender antes ese tipo de unidades a otro cliente en el mundo. Así lo reflejaron analistas internacionales como los de la publicación británica IHS Jane’s Defense Weekly que calificaron la venta como “la primera conocida” más allá de China. Solo se ha hablado oficialmente de la entrega de un lote de 141 unidades, aunque se piensa que hubo más despachos que aumentaron la cantidad disponible. También se ignora el monto de la compra.

Las bases de datos del Instituto de Investigaciones de Paz de Estocolmo —una de las referencias globales más certeras sobre transferencias de armas— no han reflejado aún la transacción entre China y Venezuela, pero dejan claro un dato: el Ejército de Argentina había sido el único comprador latinoamericano de algún modelo de blindado de la compañía, con sede en Pekín, en la última década. Los militares sureños adquirieron sólo 4 tanquetas anfibias modelo WZ551 luego de una licitación internacional. El gobierno de Perú también compró otro tipo de armamento a Norinco en diciembre de 2013: fueron 40 sistemas móviles de lanzacohetes de 122 milímetros.

Contra la población. El empleo de los VN4 en abusos de fuerza es cuestionado por vecinos de distintas ciudades. Los han grabado, por ejemplo, mientras han sido empleados para chocar vehículos estacionados en calles de Chacao; para apoyar el disparo indiscriminado de perdigones y bombas lacrimógenas contra edificios y casas de Barquisimeto o Rubio; o mientras los militares usan los parlantes de las unidades para proferir insultos a manifestantes en Mérida. “¡Aquí son puras mamitas!” se escuchó en un videoaficionado en el que parecía que los uniformados estaban más enfocados en agitar los ánimos que calmarlos en una urbanización merideña. Las redes sociales también han exhibido la propaganda de guarimberos que han enfrentado los vehículos: las imágenes muestran algunas tanquetas inmóviles con los cauchos desinflados o mientras son remolcadas. Otros han pasado fotos intervenidas con indicaciones sobre cómo atacar lo que se consideran puntos débiles de esos blindados.

Los detalles asociados con la venta de los vehículos fueron discutidos directamente por representantes de Norinco con miembros del Alto Mando Militar. Zhen Yi, uno de los seis vicepresidentes de la empresa, visitó Caracas en marzo de 2013 y se reunió con Juan Francisco Romero Figueroa, entonces comandante general de la GNB, para hablar sobre los avances del trato. Una nota oficial relató la sesión: en ella se refirió que la adquisición formaba parte de un acuerdo chino-venezolano para reforzar el equipamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

A ese convenio hizo referencia el fallecido presidente Hugo Chávez cuando anunció en julio de 2012 una compra de 500 millones de dólares a Norinco con el propósito de reequipar la Infantería de Marina de la Armada Bolivariana con blindados y unidades de artillería autopropulsada entre otros tipos de maquinaria bélica. El jefe del Estado aclaró entonces que la transacción se lograría con respaldo de líneas de financiamiento, aunque no habló expresamente del Fondo Conjunto Chino Venezuela. “El país asiático superó a Rusia en 2013 como principal proveedor de Venezuela”, dice Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano.

La proveedora de las tanquetas fue fundada en 1980 con aprobación del Consejo de Estado chino, máxima instancia administrativa en ese país. Fue incluida en el lugar 161 del ranking de la revista Fortune 500. La empresa no solo abarca el sector militar —en el que son grandes productores de armas cortas y ligeras—, sino también las industrias química, de maquinaria pesada y de otros bienes masivos. Fuentes militares señalan que han vendido municiones a Venezuela. Portales especializados le han atribuido también la venta de equipamiento antimotín como cascos, protectores y chalecos, así como la firma de un contrato para ampliar la producción de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim) para ese tipo de material.

La fabricante de los VN4 no requiere de inscripción en Registro Nacional de Contratistas, pero la información sobre la empresa está en esa base de datos: allí se señala que los venezolanos Daniel Brener y Gabor Kovacs son dos de los representantes de la empresa en el país. Los teléfonos de contacto, que corresponden a una dirección en Las Mercedes, no son respondidos. El interés de Norinco por los negocios con la región pueden ilustrarse así: Shen Ziliang, director de Asuntos de América Latina de la Cancillería china, fue invitado a dar una charla en la sede de la compañía para hablar sobre las relaciones del gigante asiático con la región y especialmente acerca de los detalles de la cooperación militar binacional, un tema clave para mejorar las perspectivas de los negocios.

Las otras máquinas
Los acuerdos hechos con Norinco en 2012 incluyeron la compra de vehículos barrera modelo ABV-1 y de camiones antimotines WTC-1, los cuales tienen capacidad para disparar chorros de agua a presión para dispersar manifestantes. El despliegue se ha visto en las calles intensamente entre febrero y marzo. Las noticias oficiales refirieron la adquisición de 10 unidades de cada tipo, pero los acontecimientos parecen revelar que la Guardia Nacional Bolivariana dispone de inventarios mayores.