• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Greenpeace alerta sobre muertes causadas por contaminación en ciudades chinas

Aire contaminado en la muralla que rodea la ciudad de Xian, al oeste de China / EFE

Aire contaminado en la muralla que rodea la ciudad de Xian, al oeste de China / EFE

Durante 2012 se produjeron 8572 muertes prematuras, asociadas a la inhalación de partículas contaminantes. La organización estima que de cumplirse las normas de la OMS, la cifra se reduciría en 81%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los altos niveles de partículas contaminantes en el aire de cuatro ciudades chinas causaron este año 8572 muertes prematuras, según estimaciones realizadas por Greenpeace y la Universidad de Salud Pública de Beijing liberadas hoy.

El informe midió los niveles de polución de las partículas de tamaño PM 2,5 (aquellas con un diámetro menor a 2,5 micras) en las ciudades de Beijing, Shanghái, Cantón y Xian, que representan las mayores ciudades chinas del norte, este, sur y oeste del país, respectivamente.

Según el estudio, si estas ciudades cumplieran los límites que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este ámbito, las muertes por inhalación de estas partículas podrían reducirse un 81%, como mínimo.

"Las partículas de PM 2,5 ponen en peligro la salud humana cada día, y según los planes actuales del Gobierno tendremos que esperar hasta 20 años para cumplir con el estándar nacional, que aún sigue lejos de las indicaciones de la OMS", aseguró Zhou Rong, jefe de campaña de Greenpeace.

Con el tamaño PM 2,5, unas 30 veces menor que el diámetro de un cabello humano, las partículas pueden alojarse en las profundidades de los pulmones e incluso entrar en el flujo sanguíneo, lo que a largo plazo puede causar un grave deterioro de la salud e incluso la muerte de los afectados.

Además, el estudio asegura que el impacto económico de la polución atmosférica en estas ciudades es de 1.080 millones de dólares al año, un gasto que disminuiría hasta los 212 millones de dólares en caso de adecuar los niveles a los estándares internacionales.

Las partículas de tamaño PM 2,5 provienen, principalmente, de la emisión de los automóviles y de la combustión de carbón, una de las principales fuentes de energía en China. En este sentido, Greenpeace instó a las autoridades del gigante asiático a limitar el consumo de carbón y a establecer un calendario "concreto y ambicioso" para mejorar el aire de las ciudades chinas y alcanzar los estándares que marca la OMS.