• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Graterol: Acusación de Carreño a Afiuni no es más que un chiste

José Amalio Graterol, abogado de la jueza María Lourdes Afiuni | Omar Véliz

José Amalio Graterol, abogado de la jueza María Lourdes Afiuni | Omar Véliz

El abogado considera que el caso de la jueza evidencia "la falta de seguridad jurídica de todos los ciudadanos", y lo que ocurre en Venezuela cuando "un fiscal se empeña en someter a alguien (hasta convertirlo) en un depósito humano". "Esto es una parodia de la justicia", asegura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Amalio Graterol, abogado de la jueza María Lourdes Afiuni, informó este jueves a El Nacional que ayer se llevó a cabo el juicio contra su defendida sin que los cuatro testigos que declararon probaran que había incurrido en los delitos por los que se le acusa: corrupción, conspiración para delinquir, abuso de autoridad y favorecimiento para la evasión (haber puesto en libertad al empresario Eligio Cedeño).

Entre los testigos que comparecieron ayer se encontraba un abogado de Cedeño y tres expertos del Cicpc, quienes, dijo Graterol, "no lograron demostrar lo que el Ministerio Público quería" y, como ya ha ocurrido con testigos anteriores, su declaración terminó favoreciendo a la jueza, pues confirmaron que "actuó ajustada a derecho".

"Llevamos 28 testigos. Cada vez que se revisa la acusación para ver qué es lo que los testigos van a demostrar, y se coteja con su testimonios, vemos que ninguno logra dar pruebas contra la jueza", precisó el abogado, quien agregó que algunos de los testigos han alegado que "no tienen que ver con el caso de Afiuni".

En este sentido, Graterol considera que el único objetivo del juicio es mantener privada de libertad a la jurista, para lo cual se "inventó una acusación" y unos "testigos que (se supone que) van a decir algo que no pueden (...) Son testigos falsos, que no demuestran lo que el Ministerio Público dijo que iba a demostrar, y este juicio es un parapeto montado por el Ministerio Público y el Poder Judicial para medio cumplirle los deseos al extinto Hugo Chávez, que pidió 30 años para la jueza Afiuni".

"Lo grave de esto es que se evidencia la falta de seguridad jurídica de todos los ciudadanos, no solo de la jueza Afiuni", continúa el abogado, repudiando que en Venezuela "un fiscal se empeñe en someter a alguien (hasta convertirlo) en un depósito humano (...) Esto es una parodia de la justicia", manifestó.

Para Graterol, el juicio que se le sigue a Afiuni "es un fraude" y está "viciado de nulidad", ya que se ha hecho en ausencia de la imputada, quien permaneció hospitalizada durante dos días, al parecer como consecuencia de una bacteria en el estómago.

"Lo que se ha evidenciado en el transcurrir del juicio es que hay un fraude procesal cometido por el Ministerio Público (...) Ayer continuó el juicio, cuando la doctora Afiuni cumplía dos meses de libertad, y los cumplió hospitalizada debido al daño de su salud por el empeño del Gobierno de seguir sometiéndola a un juicio que no tiene sentido", señaló Graterol.

Asimismo, indicó que la jueza que lleva el caso contra Afiuni, Emilse Ramos Julio, cometió un "fraude procesal" que no prescribe, por lo cual tendría que ser "sometida a un proceso penal".

Quebrantada y con una nueva acusación

Graterol refirió que, según la explicación médica, Afiuni podría tener una bacteria en el estómago. Después de pasar dos días hospitalizada, ya está en su casa, esperando las pruebas que arrojen el diagnóstico.

"No sabemos a qué se debe. Podría ser que, en algún sitio al que fue a comer, le pusieran algo en la comida", aventuró Graterol, para quien no es descabellado pensar en la posibilidad de que quisieran atentar contra la salud de la jueza.

Por otro lado, el abogado aseguró que ayer el diputado Pedro Carreño acusó a la jueza Afiuni de haber cobrado por el caso de Eligio Cedeño.

"Carreño dijo ayer que él tenía pruebas de que Afiuni había cometido un delito. Si las tiene, su obligación como funcionario público es presentarlas ante la Fiscalía", destacó.

De acuerdo con Graterol, la acusación del parlamentario no es más que "un chiste" y el diputado Carreño "es un fanfarrón que ha vivido de la política, que solo sabe hablar mal de los demás y llenarse los bolsillos. Es uno de los payasos de la política venezolana porque el 90% de las cosas que dice son falsas. Es un delincuente persiguiendo inocentes que lamentablemente tiene una inmunidad parlamentaria, por ahora".

Por este señalamiento, retó a Carreño a consignar ante el Ministerio Público las pruebas que dice tener contra la jueza para que "no vaya a quedar en ridículo".

"La fiscal debe exhortar a Carreño a que presente las pruebas, porque él está haciendo una especie de imputación pública", apuntó Graterol.

Ayer el abogado hizo referencia, a través de su cuenta en Twitter, a la supuesta acusación de Carreño contra Afiuni:

"El dipuchoro Carreño dice tener pruebas contra @mariafiuni ! Sea hombre y presentelas! Cobarde y delincuente".

"Dipuchoro Carreño, no se le olvide presentar las pruebas de sus hermanos cuando cobraban en los registros y notarías" Mientras ustedd era ministro!".

"El dipuchoro Carreño dice tener pruebas contra @mariafiuni. Aparentemente se las proporcionó Directv! Que imbécil ese mediocre ladrón".