• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Gobierno venezolano celebra anulación del juicio contra Dilma Rousseff

Delcy Rodríguez, canciller de la República

Delcy Rodríguez, canciller de la República | Foto: Archivo

De igual forma, el canciller de Ecuador, Guillaume Long, dijo estar de acuerdo con la decisión del presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Valdir Maranhao, de anular el juicio político contra la mandataria brasileña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los cancilleres de Venezuela, Delcy Rodríguez, y Ecuador, Guillaume Long, saludaron hoy la suspensión del proceso que puede costar el cargo a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y que calificaron de golpe de Estado.

"Así ha sido denunciado oportunamente por nuestros jefes de Estado, por la comunidad internacional: un juicio político que no tenía en cuenta ningún tipo de legalidad (...) y que pretendía desconocer la voluntad del pueblo de Brasil que la eligió", declaró Rodríguez a los periodistas junto a Long.

La decisión del presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Valdir Maranhao, de anular el juicio político contra Rousseff "sin duda alguna tendrá un impacto positivo en el curso democrático e institucional de Brasil", sostuvo Rodríguez.

Lo decidido por Maranhao, añadió la jefa de la diplomacia venezolana, "detiene un juicio político que constituye un golpe de Estado desde el Parlamento de sectores de la extrema derecha".

"Este es un tema que nos preocupa mucho" y Ecuador está "totalmente de acuerdo con lo expresado por la canciller Rodríguez", declaró a su vez el canciller Long, que hoy mismo inició una visita oficial a Venezuela.

El ministro de Ecuador recordó que Venezuela preside en la actualidad la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y exhortó a que en esa calidad "ayude a consensuar una posición unida, unificada de los pueblos de América Latina, en este caso del sur, contra cualquier intentona golpista en cualquier país".

"No podemos regresar -prosiguió Long- a las horas más funestas de la historia de América del Sur. Tenemos que demostrarle al mundo que estos rezagos trasnochados de otra época no pueden prosperar" y que se debe "defender la institucionalidad democrática en el hermano pueblo del Brasil".

Long recordó que Rousseff fue elegida con 58 millones de votos, una cosecha, remarcó, "absolutamente democrática" que los Gobiernos de la región y del mundo deben valorar.

"Nosotros estamos para defender la democracia, la institucionalidad y el estado de derecho", remarcó.