• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Gobierno y oposición se disputarán apoyo hemisférico

La democracia venezolana será evaluada en el escenario internacional | Ilustración Lemus

La democracia venezolana será evaluada en el escenario internacional | Ilustración Lemus

Panamá será el epicentro de una confrontación, entre el oficialismo y sus adversarios, sobre la calidad de la democracia en Venezuela. En la VII Cumbre de las Américas, que comenzará el viernes, los bandos procurarán construir alianzas, afirmó la internacionalista Giovanna De Michele: “Cada uno tratará de cercenar las bases de apoyo del otro. La oposición quiere restar legitimidad al gobierno, que buscará ganarla en lo internacional” 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Condenarán al gobierno y exigirán garantías electorales
ÁLEX VÁSQUEZ S.

Mientras el gobierno tiene una vasta comitiva que lo represente en la VII Cumbre de las Américas y en foros paralelos que se realizarán en Panamá, la oposición contará con pocas personas: Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López; Mitzy Capriles, esposa de Antonio Ledezma; los dirigentes de Voluntad Popular Carlos Vecchio y Darío Ramírez, y algunos diputados del Parlatino. Son pocos, pero tienen objetivos claros: que se condene las prácticas represivas de Nicolás Maduro, que se pida la libertad de los presos políticos y conseguir garantías electorales.

Ramírez, responsable de las Juventudes de VP, admitió que en Panamá se ha desarrollado un intenso trabajo de lobby por el oficialismo y la oposición para ganar apoyo, en lo que llamó “la cumbre más tensa de la historia”.

“Hay una medición de fuerzas dura. Ya no se trata de estar de acuerdo o no con un modelo político. Se trata de desenmascarar a una dictadura, de luchar por los presos políticos y contra la tortura. Venezuela luchó contra las dictaduras de América Latina. Hoy esperamos que lo hagan por nosotros”, dijo.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, aseveró que Tintori y Capriles cuentan con todo el respaldo de la alianza y detalló los objetivos de su viaje a Panamá: uno, pedir a los países del continente que fijen posición a favor de la libertad de los presos políticos y que luchen por el respeto a los derechos humanos en Venezuela; y  dos, exigir garantías electorales claras.

“Los gobernantes siempre hablan de que en Venezuela la crisis debe solucionarse en el ámbito electoral, pero debemos ejercer presión. ¡Que digan la fecha de las elecciones! Exigiremos verdadera observación electoral, no acompañamiento, que al final no es más que turismo”, expresó.

Informó que pedirán que la Unasur, la OEA y el Parlamento Europeo supervisen las elecciones parlamentarias.

Lilian Tintori participará mañana en el Foro Hemisférico de Organizaciones de la Sociedad Civil y Actores Sociales que se organiza en el marco de la cumbre en la que estarán los presidentes, que escucharán su intervención de cuatro minutos. Confirmó que tendrá varias reuniones, públicas y privadas. De acuerdo con El Nuevo Herald, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, participará en el foro ciudadano, informó el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

Tintori prometió sumar voluntades para evitar que Venezuela caiga en una crisis humanitaria: “Pero no habrá diálogo con ningún gobierno si primero no se libera a los presos políticos. Un país no resuelve solo una crisis de esta magnitud. No es injerencia: la lucha por los derechos humanos no tiene fronteras”.  

Dijo que el gobierno tiene una agenda para desprestigiar a la oposición, con dirigentes que enviará a Panamá y a través de laboratorios en las redes sociales. “No nos preocupa, nosotros tenemos testigos, argumentos y pruebas”.

Varias ONG, entre estas Provea y el Centro de Derechos Humanos de la UCAB, también denunciarán en Panamá violaciones de derechos humanos en el país. Recordarán la importancia de la OEA y la Unasur para la estabilidad institucional en Venezuela; pedirán que el Estado venezolano retire su denuncia a la Convención Americana de los Derechos Humanos e impulsarán un diálogo en el país que también incluya a la OEA.