• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Gobierno ha desinformado sobre la salud del Presidente”

El presidente, Hugo Chávez, se dirige al pueblo venezolano para informar su sucesor en caso de muerte

El presidente, Hugo Chávez, se dirige al pueblo venezolano para informar su sucesor en caso de muerte

Marcelino Bisbal advierte que el derecho constitucional de acceso a la información está por encima de la intimidad del mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ni los 29 comunicados oficiales ni los rumores difundidos por las redes sociales sobre el estado de salud del presidente Hugo Chávez son suficientes para garantizar el derecho constitucional de acceso a la información pública.

Así lo señaló Marcelino Bisbal, director del Posgrado en Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello y vocero de la Alianza para la Libertad de Expresión, que ayer expresó su rechazo al tratamiento informativo que el Gobierno ha dado a la ausencia del jefe del Estado, que el 11 de diciembre de 2012 fue intervenido quirúrgicamente por cuarta vez en La Habana por el cáncer que padece y permanece en la isla.

“Durante los convulsionados acontecimientos de estas semanas las comunicaciones gubernamentales han desinformado a la opinión pública nacional. Alegando veracidad y objetividad, han controlado y represado la información más ansiada y necesitada por el país, relativa al estado de salud del presidente Chávez, recluido desde hace más de un mes en un hospital en Cuba, país de fronteras cerradas y ausencia total de comunicaciones libres”, se indica en el documento suscrito por 16 organizaciones.

Bisbal considera que el Presidente decidió ser atendido en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas de La Habana porque es un búnker impenetrable. “Ello corresponde a una deliberada estrategia política de opacidad diseñada por los hermanos Castro, de modo que sólo tres o cuatro personas sepan con exactitud cuál es la situación y el pronóstico médico del Presidente. Creo que ni las más altas autoridades del Gobierno venezolano saben cómo está Chávez”, insistió.

 

El “doctor Villegas”. Bisbal recordó lo establecido en la Constitución para ese tipo de casos. Se debe designar una junta médica, de indudable credibilidad, para que evalúe al Presidente y se pueda determinar su eventual incapacidad física o mental permanente para ejercer cabalmente el cargo.

Hasta el presente, dijo Bisbal, sólo contamos con un ministro de Comunicación e Información devenido en médico: “El doctor Villegas”, dijo en alusión a Ernesto Villegas.

Una reportera apuntó que, siendo periodista, Villegas pudiera haber incurrido en una falta ética al sustituir la información veraz y oportuna por la “deificación y totemización del presidente Chávez”, como se refiere en el documento divulgado ayer.

 

Gobierno. Anoche, el ministro Villegas se refirió a los informes médicos que ha dado el Gobierno con respecto a la salud del presidente Chávez. En una entrevista transmitida por Telesur dijo que hasta el momento han estado informando de manera oportuna y elocuente la situación que atraviesa el mandatario nacional.

Desestimó los comentarios que aseguran que en Venezuela hay "una hegemonía comunicacional". “Hay factores que nunca estarán satisfechos con lo que se diga, sino que uno diga lo que sus deseos están reclamando”, apuntó.

Sobre el retorno del mandatario nacional, Villegas aseguró: "Estoy ansioso por anunciar esa noticia, es algo que me hace mucha ilusión pero no estoy en capacidad de dar tiempos para esta información”.

 

(RECUADRO)

 

Pedir amparo:

¿ante quién,

contra quién?

 

El vicepresidente Nicolás Maduro explicó a la agencia Efe el sentido de la política informativa oficial sobre la salud del jefe del Estado: “Dar partes que combinan la lucha de ideas, la defensa política y humana del presidente Chávez y su familia y la información médica”.

Marcelino Bisbal, vocero de la ONG Alianza para la Libertad de Expresión, dijo que no entiende qué quiere decir Maduro con “defensa política y humana del presidente Chávez y su familia”. Lo que sí tiene claro es que, sea lo que sea, no está por encima del derecho de los venezolanos de saber si el jefe del Estado puede gobernar.

Para la Alianza por la Libertad de Expresión, no hay dudas de que la salud del primer mandatario no es un asunto privado. Sin embargo, la Sala Constitucional del TSJ estableció una jurisprudencia restrictiva sobre el acceso a la información pública. Por ejemplo, el 15 de julio de 2010 sentenció que la divulgación de los sueldos de los altos funcionarios viola su derecho a la intimidad.

A pesar de todo, las ONG evalúan pedir amparo, posiblemente ante la Sala Constitucional del TSJ. Por la jerarquía de una de las partes y la posición del tribunal, que ha minimizado los efectos de la ausencia del Presidente, parece poco probable que prospere la tutela judicial. No obstante, piensan que se debe insistir en poner a prueba las instituciones.