• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“El Gobierno debe cargar la cruz de una victoria sospechosa”

Ledezma considera que el oficialismo quiere destruir las gobernaciones | Foto: Samuel Hurtado

Ledezma considera que el oficialismo quiere destruir las gobernaciones | Foto: Samuel Hurtado

El coordinador nacional de la campaña para el 16-D pidió al CNE que elimine las máquinas de "pre-chequeo" y que informe sobre lo que transmitieron las máquinas al centro de totalización

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antonio Ledezma recibió y asumió la responsabilidad de brindarle fuerza a una oposición golpeada tras la derrota electoral del 7 de octubre. Será a quien señalen el 17 de diciembre, después de las elecciones regionales. El alcalde no es pesimista, a pesar de ser consciente del ventajismo que se enfrentará ese día. Abrigado en su experiencia política, afirma que el peor golpe es el que no se saca y recuerda cómo suelen lograrse victorias luego de las derrotas más humillantes. Eso sí –aclara–: “Todo va a depender de la participación”.

–Ahora que será responsable de la campaña para el 16 de diciembre, ¿cuáles serán las atribuciones del equipo nacional de apoyo a los comandos regionales?
–Estamos ultimando los detalles. Se están escuchando recomendaciones de los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática y de los líderes regionales. Lo que está claro es que será una campaña descentralizada, cuya responsabilidad recaerá sobre los dirigentes regionales, porque aquí está en juego el futuro de la descentralización. Más que un comando, será una unidad de apoyo al servicio de los dirigentes. Lo primero que anuncio es que será un equipo puertas abiertas. La bandera de este equipo será la defensa de unas instituciones que están al servicio de las comunidades. El Gobierno desarrolla una estrategia para ocupar esas instancias y destruir las gobernaciones. Me baso en la opinión de Aristóbulo Istúriz, que hace algunos meses dijo: “Es momento de desbaratar gobernaciones y alcaldías”. La confrontación será entre lo que representan los líderes regionales de la oposición para sus pueblos y lo que buscan los implantes del Gobierno, para no repetir la palabra paracaidistas. Istúriz es un implante en Anzoátegui.

–Aparte del equipo de campaña que dirige, se creó uno que evaluará los errores de la MUD. ¿Habrá cambios en la Mesa?
–Venezuela merece una rendición de cuentas. Estamos en mora con el país, que merece respeto. Creo que hay que decirle a la gente qué pasó. Yo mismo me acosté el 6 con la convicción de que Capriles ganaba. Incluso, los exit polls nos decían eso. Esta derrota merece explicaciones, como también el Gobierno debe cargar con la cruz de que esta es una victoria sospechosa. A la gente todavía no le cuadran los números, los resultados con los hechos, con lo que se padece a diario. Este es un país que lleva más de 150.000 muertos en lo que va de este gobierno, en el que sube el costo de la vida, en el que hay escasez de alimentos, en el que hay tragedias como la de Amuay que todavía no se han explicado. La gente se pregunta cómo pudo ganar un candidato que, además, estaba muy limitado. No vengo a darme golpes de pecho, vengo a hablar con la verdad. El hecho de que podamos aceptar fallas no significa que podamos rendirnos.

–Mencionó que la victoria de Chávez es sospechosa. ¿Se puede hablar de fraude?
–No quiero refugiarme en eufemismos. Aquí el fraude no es el típico fraude que se denunciaba otrora y en el que alguien le daba un manotazo a las boletas y se intercambiaban 20 votos para ti y 20 para mí, sino que es de otra naturaleza. Por ejemplo, el ventajismo. El día de las elecciones estábamos reunidos al inicio del proceso y veíamos en las pantallas las cuñas de Chávez en el canal del Estado. El Gobierno llamaba a las personas porque no habían votado, intimidaba y activaba el poderoso escalofrío del miedo, diciendo que sabría por quién votarían. El Gobierno se apoyó en herramientas como la captahuella y la máquina de pre-chequeo para intimidar al ciudadano.

–El ventajismo se repetirá. ¿Qué hacer para que los próximos comicios no sean otra derrota cantada?
Ir superando las fallas. La gente dice: si sabían que había riesgo, ¿por qué fueron a las elecciones? No perdimos el país, perdimos unas elecciones. Permitiremos que nos arrebaten Venezuela si dejamos de luchar.

¿Se le pedirá algún cambio al CNE?
–Creo que hay que exigir el retiro de esta máquina de pre-chequeo (Estación del Usuario) que el CNE admitió que no es indispensable. Tenemos que exigir una información de cuál fue el resultado que transmitieron las máquinas al centro de totalización del CNE. Ya en nuestras manos tenemos el resultado mesa por mesa de toda Venezuela y eso está siendo evaluado por los equipos regionales. También tenemos que aprovechar lo bueno: la malicia andina que provocó buenos resultados en Táchira y Mérida. Ya me reuní con Pérez Vivas y su equipo y con el equipo de técnicos de Mérida y Táchira para reforzar sus experiencias en el ámbito nacional.

–¿En qué se diferenció el trabajo en esos estados?
–La malicia (risas). Creo que la malicia sana es necesaria. Necesitamos unos equipos que no sólo tengan buena voluntad, sino que también sepan que hay que cuidar cada voto como la madre celosa que cuida a su hijo.

–¿Cree que Capriles se confió en que los chavistas descontentos se quedarían en sus casas?
–Creo que mucha gente acompañó a Capriles con su corazón, pero terminó votando por Chávez por el miedo de perder su empleo, perder un beneficio que te corresponde por derecho.

–¿El golpe de sólo ganar en dos estados el 7-O afectará a la oposición en las regionales?
–El golpe que más duele es el que no se saca. A la gente que se pregunta por qué perdimos en Miranda y Zulia y que creen que perder en el ámbito nacional significa que no hay futuro, le pido que volteen la pregunta. Recordemos lo que se preguntaban los partidarios del chavismo en 2007: ¿qué pasó? Venían de aplastarnos en las elecciones de 2006, con una ventaja de más de tres millones de votos y después ganamos el referéndum constitucional. Todo va a depender de la participación.

¿Cree que la oposición podría perder Monagas y Táchira si no se logra la unión?
–Creo que debe privar el sentido de responsabilidad. Nosotros, comenzando por el propio Pérez Vivas, no cerramos los caminos de diálogo con los compañeros que pudieran mantener latente unas candidaturas en ese estado; la intención es sumarlos a la unidad. En Monagas tenemos a una candidata que fue elegida en primarias, al igual que Pérez Vivas. No son candidatos por ocurrencia de sus partidarios.

¿Cómo se evitará que los partidos que quiten el apoyo a la oposición terminen restándole votos? Como ocurrió con la tarjeta de Unidad Democrática.
–Esos saltos de talanquera no se repetirán.

–¿No hay riesgo de descuidar la Alcaldía Metropolitana con la nueva responsabilidad?
–No, porque esto no es un trabajo solitario sino de todo un equipo, estamos hablando de más de 200 dirigentes que, de acuerdo con su relación con las regiones, estarán apoyando. Cuando uno es disciplinado y tiene capacidad de organización puede tener un equipo eficiente como el que tengo en la Alcaldía Metropolitana.

“Capriles se graduó de líder nacional”

El alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, evaluó cuáles fueron –para él– los principales errores durante la campaña electoral de la oposición. También analizó lo que se hizo bien y los principales logros que se consiguieron.

Consideró que la oposición ganó la enseñanza de que debe permanecer unida para poder llegar más lejos. “Debemos consolidar el liderazgo colectivo. Todos somos necesarios, debemos cuidarnos los unos a los otros. No hay nada más dañino que el egoísmo. Creo que fue un error no haber ido con una tarjeta única”, expresó.

Opinó que fue una falla no enfrentar la estrategia del Gobierno con las encuestas, que generó una matriz de opinión de que Hugo Chávez siempre estuvo de primero con muchos puntos de ventaja. A su juicio, eso afectó la candidatura de Henrique Capriles Radonski.

Ledezma aclaró que la derrota no fue responsabilidad de una sola persona: “Creo que tuvimos un gran candidato, Capriles se ganó mi voto y mi admiración. Se hizo una gran campaña. Capriles le dio tres vueltas al país, imprimió entusiasmo a la campaña y mejoró en su discurso. Se graduó de líder nacional”.

En cuanto a si Capriles será el candidato automático para 2018, el alcalde dijo: “El mismo Capriles se niega a hablar de eso”.