• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Gobierno busca reducir costo político de devaluación

Alfredo Keller

Alfredo Keller

Keller y Villasmil señalan que el Ejecutivo batalla contra los efectos negativos de la medida. Chacón destaca que se protege a los más débiles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Encuestadores coinciden en vaticinar una radicalización de los ataques del Gobierno a la oposición y al sector privado en los días por venir como mecanismo para intentar minimizar el costo político inevitable que una devaluación de la moneda en casi 50% tendrá en la economía familiar del venezolano.

“El costo de la vida es una de las preocupaciones prioritarias en la agenda popular, junto con la inseguridad y desempleo. Es algo que la gente resiente y que va en paralelo con la escasez y la inflación”, explicó el analista político y director de la encuestadora Keller y Asociados, Alfredo Keller.

Sostuvo que el Gobierno es consciente de ello y por eso, de una forma visiblemente concertada, comenzó a elaborar un discurso desde el mismo día del anuncio de la devaluación que está centrado en señalar a la oposición política y al sector privado como causantes de los problemas de la economía que obligaron a tomar tales decisiones.

“Vemos cómo el Gobierno está haciendo un esfuerzo desmesurado para compensar las debilidades que le genera la aplicación de la devaluación con un ritornelo de afirmaciones para acusar a la oposición de acaparadora, de tramposa, etc”, dijo Keller.

Incáutese. El director de la encuestadora Mercanálisis, Nelson Villasmil, coincidió con Keller al afirmar que la devaluación tendrá efectos directos sobre la economía familiar “pero el chavismo tratará de quitarse la culpa agrediendo a la oposición y culpándola para disolver su responsabilidad por la inflación que se avecina”.

Villasmil precisó que los ataques ya no se dirigirán contra los gobiernos del período democrático, sino contra los dirigentes actuales. “No hay ningún gobierno que lo haya hecho peor que este. Los ataques se van a enfilar hacia los líderes de ahorita porque ya el pasado no les sirve de referencia”.

Afirma que la estrategia oficialista es evidente: el Gobierno trata de evitar el efecto político, desviando el foco hacia los sectores productivos que aún quedan en el país, culpándolos de forzar al Gobierno a tomar la medida. “Irán contra los actores del presente, contra el empresariado nacional, encabezado por Polar y los medios de comunicación. Los acusarán del desagüe económico, y las agresiones se traducirán en incautaciones y expropiaciones”, vaticinó.

Los débiles. Una lectura diferente ofreció al canal del Estado, VTV, Jesse Chacón, director de la encuestadora GIS XXI. Aun cuando admite que la medida tendrá repercusión en los precios y podría presionar la inflación, ha sostenido que la oposición intenta desvirtuar la decisión.

“Aquí lo que ha existido es un ajuste cambiario, cuyas razones tienen que ver con un problema con la moneda. Aquí hubo paquetazo cuando Carlos Andrés Pérez, que aumentó la gasolina y las tasas de interés”, afirmó.

En sus apreciaciones, Chacón resaltó la preocupación del Gobierno por proteger a los sectores populares de los efectos desfavorables. “Aquí se hace el ajuste cambiario y de una vez el Gobierno sale a defender que no aumenten los precios, sigue con su programa de vivienda, está decretada la inamovilidad laboral, o sea, que sigue siendo una política social de protección de las clases desfavorecidas”, señaló.

Cortocircuito chavista

El director de Keller y Asociados, Alfredo Keller, advirtió que aquella estrategia impulsada por el presidente Hugo Chávez de desvincularse de la mala gestión de su Gobierno está causando un efecto bumerán.

“En el ideario chavista, todo lo malo del Gobierno era culpa de unos segundones. El problema es que hoy en día son esos segundones los que mandan. Eso genera un cortocircuito entre los chavistas y es por eso que se hace necesario traer las fotos a escena, para reforzar la identidad con el líder”, dijo Keller.

El director de Mercanálisis, Nelson Villasmil acotó que las imágenes persiguen, primero, despertar el sentimiento de identidad; segundo, decirles a los seguidores del Presidente que él está vivo; y tercero, transmitir la idea de que él avala las medidas económicas para luego poder pedirle al chavismo todo el apoyo para la radicalización que preparan a mediano y corto plazo.