• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Gobierno rechazó acusaciones de terrorismo hechas por Estados Unidos

Delcy Rodríguez, canciller de la República

Delcy Rodríguez, canciller de la República

El ministerio de Relaciones Exteriores exigió al gobierno de Barack Obama no entrometerse en los "asuntos internos"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno rechazó hoy las acusaciones sobre el supuesto "ambiente permisivo" a actividades de grupos terroristas que hizo el Departamento de Estado de EE UU en su contra y aseguró que es un territorio libre de terrorismo.

"La República Bolivariana Venezuela rechaza categóricamente las menciones difamatorias sobre Venezuela, contenidas en el Informe sobre Terrorismo del año 2015 (...) Venezuela condena toda forma de terrorismo, incluyendo el terrorismo de Estado", indicó la cancillería en un comunicado.

El gobierno de Nicolás Maduro aseguró que EE UU no tiene "mandato" para "evaluar" a los países en "ninguna materia", por lo que considera el informe emitido por el Departamento de Estado estadounidense como una injerencia.

En el escrito, también aseguran que el gobierno estadounidense tiene una doble moral en la aplicación de sanciones y presentación de informes en materia de terrorismo.

El ministerio de Relaciones Exteriores aseveró que la comunidad internacional ha tenido "amplio acceso a informes creíbles sobre el origen, entrenamiento y financiamiento (de EE UU) de grupos terroristas que actúan abiertamente contra pueblos enteros en Medio Oriente y África", según señaló en el texto.

La Cancillería exigió al gobierno de Barack Obama no entrometerse en los "asuntos internos" de su país.

El Departamento de Estado de EE UU, a través de un análisis específico sobre Venezuela, aseguró que la nación petrolera continúa sin cooperar "completamente" con los esfuerzos antiterroristas de Washington y que el gobierno no ha tomado medidas contra altos funcionarios designados como cabecillas del narcotráfico por el Departamento del Tesoro.

Señaló que Venezuela apoyó a "simpatizantes" de Hizbulá, miembros ligados a las FARC y al ELN, así como militantes del grupo terrorista ETA.