• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Rechazan uso del lenguaje para dividir y generar miedo

Colette Capriles señaló que el chavismo ha degradado mensajes orales. Luis Herrera dijo que se crean ficciones para manipular 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el país se requiere que el lenguaje no sea empleado para generar miedo o dividir y debe desarrollarse según las normas de respeto y reconocimiento del otro.

El abogado Luis Alfonso Herrera manifestó:  “El lenguaje tiene que ser una preocupación permanente para las sociedades democráticas porque puede generarse un tema de control. Una persona malhablada es más dependiente, incluso emocionalmente”.

En el foro “Neolengua, polarización y reconciliación: Rescate de la lengua como desafío para la democracia en Venezuela”, auspiciado por el Instituto Prensa y Sociedad y la organización civil Un Estado de Derecho, Herrera destacó que las instituciones dependen de su lenguaje y que el neolenguaje es una perversión de la realidad basada en la ficción que es creada para manipular. Indicó que el lenguaje adecuado implica excluir ataques personales, compartir códigos comunes y debatir a partir de proposiciones.

Giuseppe Graterol, director de la Asociación Un Estado de Derecho, dijo que en las sociedades no democráticas o cerradas la lengua termina siendo un obstáculo, su perversión es reconstruir la historia y borrar el pasado.

La investigadora Colette Capriles señaló que el lenguaje no es inocente y que el lenguaje público no es un medio para describir, pero sí para crear  realidades. “La elocuencia no es sólo cosmética, tiene que ver con la persuasión, con la perversión entre la verdad y la política. Toda tiranía se funda en el lenguaje que usa e impone”.

Afirmó que el chavismo se ha construido a sí mismo, evidencia una degradación hacia el lenguaje en su forma oral y un discurso manejado con consignas. “El remedo es una especie de apropiación paródica sobre el dominio de lo políticamente correcto, como ocurrió con la palabra 'millonas'. El lenguaje oficial se parece al de los nazis en lo emotivo, hay que atender a la emocionalidad de un discurso vacío”.

Visión. El abogado Antonio Canova González dijo que la neolengua presenta su visión de la realidad. Señaló que ocurre con el Gobierno al utilizar erradamente palabras que sirven para su proyecto, como, por ejemplo: expropiación, dignificados, división de poderes y propiedad social.

Aseveró que en las sociedades totalitarias se repiten las pautas como un coro.

“Es gravísimo y doloroso que desde el Gobierno y los medios públicos se deshumanice al que piense distinto. Esto es la consecuencia, porque el mayor problema de la neolengua es que sirve para manipular, idiotizar. Se busca impedir que las personas piensen, el objetivo es engañar”, expresó.