• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Gobierno de Maduro podría estar saboteando gestión de Ameliach en Carabobo”

Antonio Ecarri Bolívar, vicepresidente político de Acción Democrática / Archivo

Antonio Ecarri Bolívar, vicepresidente político de Acción Democrática / Archivo

El vicepresidente nacional de Acción Democrática, Antonio Ecarri Bolívar, aseguró que no existe otra explicación para la terrible crisis terminal a la que ha llegado el sector industrial carabobeño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El vicepresidente nacional de Acción Democrática, Antonio Ecarri Bolívar, resaltó que el gobierno de Nicolás Maduro estaría saboteando la gestión del gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, ya que no existe otra explicación para la terrible crisis terminal a la que ha llegado el sector industrial carabobeño.

Ecarri aseguró que el único sentido que encuentra a la negligencia, la desidia y la abulia del gobierno nacional sobre la profunda crisis a la que ha llegado la industria local no puede ser otra que el saboteo, esto como consecuencia de los problemas internos del partido de oficialista.

"La confusión que se ha producido en estos quince largos años entre el Estado venezolano, el gobierno y el partido PSUV, ha llevado a que los problemas internos del partido de gobierno se reflejen en la gestión y lo que es más grave, en las políticas de Estado".

Consideró el líder adeco que en Carabobo este torcido propósito se pone de manifiesto al no permitirle a las empresas que están urgidas de divisas para sobrevivir, el acceso a las subastas de dólares para el funcionamiento normal.

"En efecto, el gobierno central se había comprometido con el sector industrial Venezolano, y muy especialmente con el situado en nuestro estado, en sacar subastas semanales de aproximadamente 220 millones de dólares y eso no sólo no lo cumplieron, sino que no llegaron sino a cumplir con la mitad de esos compromisos".

Al parecer, la subasta número 26, la última prometida, se está esperando desde el mes de octubre del año pasado y aún no sale al mercado de divisas, razón por la cual Firestone cierra sus puertas y todas las ensambladoras de vehículos van por el mismo camino, lo cual -a su juicio- producirá en corto tiempo el despido masivo más grande de la historia laboral venezolana.

"Decimos que tiene que haber saboteo nacional a la gestión regional, porque nos consta el trabajo arduo que el Comisionado Nacional para el tema de la crisis industrial, Ingeniero Saúl Ameliach, ha venido haciendo para buscarle solución a este gravísimo problema que amenaza dejar desempleado a más de cien mil carabobeños. Lo hemos visto desde hace más de año y medio dando carreras de Valencia a Caracas, reuniéndose con los industriales y el alto gobierno y desde el poder central le hacen promesas que no se cumplen".

Ecarri informó que apenas hace dos días Saúl Ameliach se habría vuelto a reunir con el sector empresarial en la Cámara de Industriales de Carabobo, y que al parecer, los participantes de ese evento habrían observado la preocupación del Comisionado al ver que sus gestiones se hacen nugatorias frente a un gobierno nacional sordo y ciego a la gravísima crisis que se cierne sobre el plantel industrial carabobeño.

"La preocupación del Comisionado Ameliach tiene que ser cierta, porque debe estar convencido que el cierre de las empresas y su consecuencia fatídica, que no es otra que el desempleo de más de cien mil compatriotas, dejaría muy mal parada la gestión de su hermano.  Ciertamente, si con el desastre de gobierno que está haciendo Maduro ya tenía comprometida su reelección, con el cierre de las empresas tendrían que olvidarse no sólo de la gobernación, sino de toda la representación parlamentaria y municipal que hoy ostentan".

Ecarri aseveró que para Acción Democrática es de profunda preocupación que los problemas internos del partido de gobierno influyan en esta problemática que afecta a todos los carabobeños sin distingos de color político, pues serán más de cien mil trabajadores directos e indirectos, así como sus familiares, quienes se verán afectado por un colapso de tal envergadura.

"Si la situación de los trabajadores es precaria debido a que sus salarios no les alcanzan para cubrir la cesta básica que ya ronda sobre los 30.000 bolívares mensuales, no queremos ni imaginar cuál será la situación de esos mismos compatriotas cuando caigan en el desempleo. Eso es lo que le preocupa a AD y no vamos a dejar de luchar para que con nuestras denuncias y críticas a la gestión gubernamental se produzca la necesaria rectificación de la torpe política nacional contra Carabobo y su planta industrial que tanto nos costó en construir a los gobierno democráticos venezolanos. Nuestra participación al lado de los trabajadores no cesará hasta que  logremos alejar el fantasma de esta calamidad pública que nos amenaza", concluyó.