• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La GNB tiene el control en estados clave electoralmente

Ministro de Defensa, Vladimir Padrino | Foto: lapatilla.com

El despliegue del plan República para las elecciones parlamentarias, a cargo del comando estratégico operacional, contará con 135 oficiales | Foto: Archivo

Rocío San Miguel advierte que la logística castrense podría influir sobre la elección de 32 diputados en la zona fronteriza y frenar la defensa del voto  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, responsable del Plan República, maneja una extensa estructura militar operativa que será desplegada para las elecciones parlamentarias. “Debido al despliegue operativo tan desagregado, los comicios se realizarán bajo el tutelaje militar con impronta en las regiones con estados de excepción, donde fueron apostados 30.000 uniformados. No se ha informado cuántos de estos son de la Milicia, pero luego de la quinta reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada, en 2014, los milicianos se convierten en efectivos de la institución castrense durante los estados de excepción”, señaló Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano.

Explicó que ese “tutelaje” resulta preocupante porque los efectivos fueron trasladados luego del cierre del registro electoral y si votan en la frontera podrían alterar la elección de 32 diputados. Añadió que podría replicarse en otras regiones y traducirse en estados de excepción de facto. “Habrá prohibición para las manifestaciones y las reuniones públicas, con lo que se perturbará la defensa del voto. Esto implicaría que no se den pestañeos para protestar, no se permita la crítica y no haya objeciones ante el ventajismo”, subrayó.

San Miguel indicó que el Ceofanb cuenta con más de un centenar de jefes militares a partir de las Regiones de Defensa Integral, pasando por las Zonas Operativas de Defensa Integral, hasta las Áreas de Defensa Integral. Esto sin incluir las grandes unidades de los cuatro componentes castrenses: Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional Bolivariana.

Destacó el hecho de que la Guardia Nacional Bolivariana, con competencias para el orden interno, tiene el control de las ZODI en estados clave electoralmente como Miranda. Señaló que hay que estar alerta ante la posibilidad de que se repitan denuncias anteriores como el traslado de votantes en unidades de la GNB y la Guardia del Pueblo.

“El presidente Nicolás Maduro activó 99 Áreas de Defensa Integral en las que actuará la Milicia. El eslogan de la Milicia es ‘la defensa de la revolución’ y esto podría tener un sesgo partidista y torpedear la subordinación debida del poder militar al civil”, advirtió.

Cree que los actores del proceso comicial deben ejercer contraloría sobre las funciones que desplegará el Plan República en las fases pre, electoral y postelectoral. Recordó que 11 gobernadores son militares retirados, 3 de ellos ex ministros de la Defensa: Jorge Luis García Carneiro (Vargas), Henry Rangel Silva (Trujillo) y Carlos Mata Figueroa (Nueva Esparta).

“Los funcionarios que provienen de la Fuerza Armada emplean un procedimiento militar en la protección electoral. Hay un brazo militar de apoyo logístico y esto es muy peligroso en un país donde la institución castrense está al servicio de la revolución”, indicó. Dijo que durante campañas electorales anteriores se realizaron  operativos de Mercal a cielo abierto en los que la FANB estuvo acompañada por candidatos.

 

Respeto al pueblo. El teniente coronel retirado Néstor León Heredia, miembro del PSUV y vicepresidente de la Comisión de Seguridad y Defensa de la AN, no cree que haya influencia particular de los gobernadores militares sobre los resultados del 6-D. Añadió que tampoco habrá incidencia electoral con el caso de varios diputados que provienen de la institución armada.

“No hay una conexión política con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pero sí un gran respeto a la Constitución, al pueblo y a los poderes públicos”, aseguró.

Destacó que el sector castrense tiene una organización vertical y obedece a un mando único. “La FANB es apolítica, no existe sesgo partidista en los cuarteles. La responsabilidad de la institución el 6-D son los votantes, sin distingo de grupo político, pensamiento o ideología. La actuación militar se limita a lo operacional. El árbitro del proceso es el CNE, que pide apoyo sobre la seguridad de los centros y las mesas de votación, el resguardo de las máquinas y el material de votación, así como el transporte de las cajas, entre otras funciones, para que no haya sabotaje”, puntualizó.

Insistió en que la Milicia Bolivariana actuará como fuerza de complemento y “no tendrá funciones de seguridad” el 6-D.

El general (r) Gonzalo García Ordóñez, ex jefe del Comando Unificado de la FAN, actual Ceofanb, considera que el exceso de mandos militares podría  ocasionar respuestas tardías a contingencias que surjan durante las elecciones, lo cual dificultaría la toma de decisiones en tiempo real.

Dijo que entre la institución militar y el Poder Electoral funciona una condición estratégica de doble entrada. “La Fuerza Armada está sujeta a las instrucciones del CNE, que es autónomo y tiene autoridad para meter en cintura a la organización militar durante el proceso electoral. A su vez, la institución militar debe elaborar informes sobre las condiciones electorales y estar atenta a las situaciones que se presenten. En este momento la FANB debería elaborar informes sobre el ventajismo electoral”, destacó.

Denuncias

Luego de las elecciones presidenciales de 2012 la MUD denunció 450 irregularidades por “acción u omisión de efectivos del Plan República o causadas por grupos armados en las inmediaciones de los centros de votación”. La alianza opositora dijo que 330 de las incidencias fueron asociadas a efectivos militares, pero no comprometieron la integridad del operativo castrense.

Entre los hechos denunciados, según registró El Nacional, también figuran retiro forzado de testigos de la oposición; retraso deliberado del proceso de apertura de centros; amedrentamiento a votantes, testigos y miembros de mesa; cierre tardío de centros, y presencia de integrantes del Plan República en  mesas de votación. 

Hasta ahora el Ceofanb no ha informado del número de efectivos que se desplegarán para el Plan República del 6- D. Desde agosto los militares comenzaron a ser adiestrados sobre ilícitos, faltas y delitos electorales, así como en materia de derechos humanos.

En octubre el director de Adiestramiento del Ceofanb, general José Inés González Pérez, dijo que los talleres son principalmente al nuevo personal de la FANB, que necesita capacitación para el 6-D.