• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ferraço: “Nos vamos tristes, el gobierno impidió la misión”

El diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV Saúl Ortega opinó que la visita de los senadores brasileños a Venezuela responde a un plan injerencista

El diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV Saúl Ortega opinó que la visita de los senadores brasileños a Venezuela responde a un plan injerencista

El senador  destacó que la comitiva de Brasil está asustada por el autoritarismo del gobierno y la mala educación con que los recibieron en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Triste regresó ayer mismo a Brasil la misión humanitaria y de paz de ocho senadores que tenía la intención de visitar a los presos políticos y pedir que se fije la fecha de las parlamentarias.

El senador Ricardo Ferraço afirmó por teléfono: “Nos vamos profundamente tristes porque no fue posible cumplir con nuestra misión, dado que el gobierno de Maduro impidió nuestra solidaridad con los presos políticos y perseguidos”.

“No hemos podido conversar con los partidos sobre la democracia y la libertad de expresión porque unos manifestantes contratados por el gobierno de Maduro lo impidieron. Le decimos a Venezuela que resista, resista, resista”, agregó.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que vuelvan al país, manifestó: “Estamos asustados por el autoritarismo y la mala educación con la que fuimos recibidos. Un abrazo para los venezolanos; y tengan confianza y resistan, que la democracia va a retornar dentro de poco”.

Lo acontecido ayer con la misión de senadores de Brasil califica como una crónica del absurdo. El paso entre Caracas y La Guaira estuvo cerrado. Las dos vías que comunican a la capital colapsaron por el “mantenimiento” de los túneles y una protesta en la carretera vieja.

A eso hay que agregar que la van en la que se trasladaban a Caracas los senadores brasileños fue golpeada y apedreada por un grupo de simpatizantes del oficialismo, que gritaban: “Fuera, fuera… Chávez no murió, se multiplicó”.

La comitiva brasileña estaba integrada por Aécio Neves, Ronaldo Caiado,  Aloysio Nunes, Cassio Cunha Lima, José Agripino, Ricardo Ferraço,  José Medeiros y  Sérgio Petecão. Fue recibida por Lilian Tintori, Mitzy Capriles de Ledezma, Patricia de Ceballos y María Corina Machado.

 

El periplo. El primer incidente que enfrentaron los senadores, de acuerdo con O’Globo, fue que los retuvieron 20 minutos dentro del avión en el aeropuerto de Maiquetía, y luego el vehículo en el que viajarían a Caracas fue retenido por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, quienes alegaron que en  ese momento se efectuaba el traslado de un preso procedente de Colombia.

Los senadores consideraron inaceptable la excusa. Por ello el senador Aécio Neves llamó a la Embajada de Brasil para manifestar su descontento y pidió que los diplomáticos se quejaran formalmente ante el gobierno de Venezuela.

Al regresar al aeropuerto de Maiquetía, los senadores comenzaron gestiones con el gobierno para intentar entrar en la capital. “Hablamos con el embajador para que hiciera el reclamo formal. La que está aquí es una misión que representa al Congreso de Brasil. Hay algo muy sospechoso en lo que acontece. Estamos aquí sitiados”, expresó Neves.

Mientras que el senador Caiado tuitió: “No podemos salir del aeropuerto. Asedian nuestro autobús, con un golpe intentaron romperlo. Estoy tratando de contactar al presidente Renan (Calheiros, del Senado).

Neves también usó Twitter para manifestar su descontento: “No tenemos cómo seguir para la cárcel ni para el centro. Los senadores estamos esperando que se libere alguna vía”. Otro mensaje fue: “Estamos aquí para defender la democracia que ahora el gobierno venezolano ha demostrado tan poco afecto por ella”.

María Corina Machado destacó: “Esto fue una bravuconada y es el peor error político que ha podido cometer el oficialismo”.  Indicó que la misión brasileña no podía pernoctar en Caracas debido a otros compromisos que tenía en agenda.