• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Familias varadas en Paraguachón esperan cruzar hacia Colombia

Aún no saben si van a pasar hacia el lado colombiano | Foto: Rafael David Sulbarán

Aún no saben si van a pasar hacia el lado colombiano | Foto: Rafael David Sulbarán

El gobierno venezolano autorizó la salida del país para los integrantes de la etnia Wayúu 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión sobre el cierre de la frontera con Colombia en Paraguachón, estado Zulia, tomó por sorpresa a varios. La paz y la quietud se ve distorsionada por caras de cansancio y el agotamiento de familias que se encuentran varadas en el lado venezolano, y en el colombiano también, El Pitazo.

Albeiro Polo, manejaba un fundo en el municipio Simón Bolívar, en Tía Juana y se encontraba allí junto con toda su familia esperando para cruzar vía Barranquilla. Con 18 años en Venezuela, Albeiro, oriundo de la tierra colombiana, hizo su vida aquí y hoy, a los 41 años, abandona Venezuela por voluntad propia, en compañía de su esposa Gladys Martínez y sus tres hijos. “Me voy porque quiero, nadie me está sacando, pero de alguna forma he sufrido la presión del gobierno y su mala política ya que no tengo cédula, y entonces no puedo comprar en un supermercado los productos a precios accesibles”, dijo Albeiro.

En las casi dos décadas que vivió en el país nunca pudo sacar su cédula. “Teníamos que comprar caro, y bueno, por la situación económica que se vive, te podrás imaginar lo difícil que es comprar un kilo de harina”, expresó Gladys Martínez, de 37 años, la esposa de Albeiro.

De este lado, el grupo iba creciendo, al final de la tarde ya eran más de 50, quizá un grupo pequeño, pero que evidencia el flujo de personas en esta zona que no es tan comercial, como San Antonio, en Táchira, pero sí es importante para transitar hacia Maracaibo, o llegar en unas horas hasta Santa Marta o Barranquilla… o para hacer negocios en la bulliciosa Maicao.

Algunos de los allí varados llegaban provenientes de Caracas. María Rodríguez desea pasar la frontera para visitar a su papá que está enfermo en Maicao. “Aún no sabemos si vamos a pasar”, comentó.

Julio Jiménez tenía a sus dos hijos del otro lado, en Colombia: “Mira, aquéllos que están allá, esos dos son mis hijos, los espero para poder irnos a casa”, explicó Jiménez, aguardando que finalmente les dieran el paso.

Hasta ahora nadie ha pasado, son pocas las personas allí concentradas, pero la orden es no dejar pasar a nadie. Aunque el gobernador Francisco Arias Cárdenas en uno de sus últimos mensajes en Twitter explicó que el paso está abierto para los indígenas: “Cumpliendo la instrucción de @NicolasMaduro TODOS los Wayúu pueden transitar por la frontera”.

Ni Albeiro ni su familia son indígenas, pero de igual forma esperan cruzar para seguir su viaje hacia Barranquilla.