• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Familiares se encadenan en la Nunciatura

Solicitan la mediación del papa para la promulgación de la Ley de Amnistía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familiares de los presos políticos se encadenaron dentro de la Nunciatura Apostólica como medida de protesta pacífica para llamar la atención del papa Francisco, y que este funja como mediador para la liberación de sus seres queridos y que el gobierno no se oponga a la promulgación de la Ley de Amnistía, sancionada en la Asamblea Nacional.

“Las cadenas significan la tristeza y la soledad de los niños que quedan sin sus papás. Le hago un llamado al presidente a que se ponga una mano en el corazón y que acepte la amnistía”, dijo Marilú Guevara, madre del teniente Peter Moreno.

En representación de los 80 presos políticos, 11 allegados a los detenidos entregaron un documento que fue recibido por el nuncio Aldo Giordano, que también escuchó las peticiones de las personas que acudieron a la sede diplomática del Vaticano, en Caracas. “Hemos venido a pedir que nuestro papa latinoamericano que interceda para que se ejecute la Ley de Amnistía y así se liberen a todos los presos políticos inocentes y que se haga justicia en Venezuela. Tenemos a nuestros hijos en casa esperando a sus seres queridos”, expresó Elkys Arellano, esposa del abogado Marcelo Croato.

En la misiva también solicitaron que una comisión de la Cruz Roja haga una revisión médica a las personas que sufren graves patologías como consecuencia de las precarias condiciones de reclusión.

Rechazaron que la ley sea calificada de criminal por dirigentes del chavismo y señalaron que su aprobación será el primer paso para la reconciliación nacional. A los miembros del comité de víctimas de las guarimbas les aseguraron que el instrumento aprobado por el Parlamento también hará justicia por sus parientes fallecidos.

El diputado Winston Flores (MUD), que participó en el encuentro, informó que el documento fue enviado de manera electrónica al Vaticano para que el sumo pontifice conozca “el espíritu de la amnistía”.