• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Falta de unidad en la oposición impide capitalizar el descontento

Sectores de la oposición han planteado vías para el cambio político | Foto: Raúl Romero/El Nacional

Sectores de la oposición han planteado vías para el cambio político | Foto: Raúl Romero/El Nacional

La crisis es una oportunidad dorada para conquistar espacios, pero se requiere una agenda común, dicen analistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque los une el objetivo de cambiar el modelo de Estado y enfrentar el gobierno de Nicolás Maduro, en la oposición no tienen claras las estrategias para establecer una agenda común de lucha.


Además de la Mesa de la Unidad Democrática están las propuestas del Congreso de Ciudadanos y de una asamblea constituyente, impulsada por partidos de la MUD, y el recién creado Bloque de Unidad Nacional.


Politólogos consultados consideran que el descontento no se ha logrado capitalizar por varios motivos: la oposición es un grupo heterogéneo, diverso y sin organicidad, que funciona sin reglas partidistas y en el que se pierde mucho tiempo en negociar. Además, no se discute internamente, se imponen los liderazgos personales, hay dificultad para llegar a las clases populares y no se tiene un diagnóstico común sobre el gobierno.


El analista Ángel Álvarez considera que la inexistencia de partidos fuertes, más allá de la coalición de la MUD, propicia la dispersión. Dijo que cuando se apostó por la tarjeta única se dificultó saber cuál es la base real de los partidos, además de que en la oposición también hay individualidades.


“La función de los partidos es coordinar las ambiciones de los políticos; hay reglas institucionales, se establecen acuerdos y quien no cumple es excluido”, manifestó.


Señaló que el enfoque en liderazgos personalistas se afianzó desde la llegada de Hugo Chávez al poder y por preferencia del electorado. Opinó que la Salida significó un proceso para imponer el liderazgo de Leopoldo López sobre el de Henrique Capriles.

Álvarez refirió que un estudio del comportamiento del voto por clases reveló que la oposición no ha conquistado a los sectores populares, aunque en las elecciones presidenciales de 2012 y 2013 Capriles “logró crecer en las clases bajas”.

Luis Salamanca considera natural la diversidad opositora y atribuyó a ese sector “un código genético plural, diverso y confrontativo”. Afirmó que la dispersión se da por las exigencias ciudadanas no respondidas por la MUD. Coincidió con Álvarez en que hay una pugna por imponer el mecanismo para propiciar el cambio y el líder legitimo para conducirlo.

Cree que no basta con querer salir de Maduro, sino que deben definirse conceptos concretos de táctica y estrategia.
“No hay que olvidar que el modelo chavista está estancado, que el presidente está impotente frente a la crisis, y la crisis existencial de los venezolanos está pasando factura. Hay que entender esto para llegar a la gente”, señaló Salamanca.

El analista John Magdaleno dijo que la unidad no es exclusiva de la MUD. Cree que urge combatir los “fantasmas internos”, entre los que figura la tesis de que la apertura hacia la sociedad civil significa revivir a la Coordinadora Democrática.

“La ausencia de un consenso mínimo sobre la caracterización del régimen político, de un diagnóstico común, dificulta lograr acuerdos básicos sobre la estrategia para el cambio. Los que reivindican el monopolio de los partidos olvidan que no están en su edad dorada”, indicó.

Exhortó a la madurez política para capitalizar la crisis económica que compromete al Estado y al gobierno, al tiempo que afecta la imagen y el liderazgo de Maduro. “Entre 7 y 8 de cada 10, dependiendo de la encuesta, evalúa como negativa la situación del país”, advirtió.
 
Caminos

El concejal Freddy Guevara, dirigente de Voluntad Popular, descarta que el dilema sea de liderazgo, pero cree que debe determinarse prontamente la solución más acorde con el conflicto.

“Hay que acabar con la visión mesiánica de la política y decidir el camino que debe seguirse, lo importante es que hay un absoluto compromiso de que va a haber unidad en cualquier escenario”, dijo. Aseveró que hay consenso con respecto a los presos políticos, la independencia de los poderes públicos y la necesidad de combatir el paquetazo, entre otros asuntos.

En la MUD descartan objeciones a los planteamientos. El secretario ejecutivo encargado, Cristóbal Fernández Daló, dijo que en la alianza respetan lo que llamó “líneas de crecimiento propias”, siempre y cuando no entren en contradicción con sus lineamientos estratégicos.

“No hay por qué tomar posición contra ninguna actividad. Hay que conversar, oír y condensar la forma de decisiones políticas”, dijo Fernández Daló el jueves, luego del acto del movimiento Ciudadanos por la Unidad. Todas las propuestas convergen en la meta, por lo que prevalecerá el espíritu unitario, subrayó María Corina Machado, de la organización Vente Venezuela, para quien no hay dispersión alguna.

Pablo Medina, coordinador del Bloque de la Unidad Nacional, que ha fustigado el diálogo con el gobierno, considera que ha sido cuesta arriba el acercamiento a los ciudadanos desde la MUD.

Vías para el cambio

La oposición ha planteado varias vías para los cambios. En la MUD, integrada por Primero Justicia, Copei, AD, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo y La Causa R, además de organizaciones como Vente Venezuela, pasan por un proceso de reestructuración. Para el martes se espera otra encerrona con el fin de revisar el funcionamiento interno.


María Corina Machado, coordinadora de Vente Venezuela, instaló el Congreso de Ciudadanos mediante asambleas en todo el país. Le acompañan Voluntad Popular –con el aval de Leopoldo López– el alcalde Antonio Ledezma, Copei, Proyecto Venezuela, una parte de LCR, un sector de Bandera Roja y otras organizaciones.


“No hay boicot de una iniciativa sobre la otra. Con esto se consolida el tejido social para combatir al régimen antidemocrático y militarista”, indicó Machado.


Aunque apoya el Congreso de Ciudadanos, VP no abandona las consultas sobre su propuesta de asamblea constituyente, aseveró el dirigente Freddy Guevara.


Pablo Medina creó el Bloque de Unidad Nacional, constituido por el Movimiento Laborista, Democracia Renovadora, Procomunidad y un sector de Bandera Roja.


“No nacimos para competir con la MUD. Buscamos la construcción de la unidad, queremos convocar al poder constituyente originario, al pueblo”, dijo.