• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Fallo sobre clasificados censura a medios

El máximo tribunal exhortó a Conatel a revisar las letras de las canciones para ver si se pueden difundir en todo horario o en uno restringido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Sala Constitucional del TSJ ordenó eliminar toda imagen de carga o contenido sexual explícito o implícito de los anuncios publicitarios en los medios impresos de libre acceso a niñas, niños y adolescentes, relativos a los anuncios de estímulos de la actividad sexual que promuevan servicios comercialmente ligados a la explotación del sexo.

Se exhortó al Ministerio Público a investigar “si tras los anuncios clasificados publicados en la prensa nacional referidos en este fallo, con posible relación con los delitos de trata de personas o inducción a la prostitución, efectivamente existe la comisión de hechos ilícitos”.

Esto con motivo de una demanda por intereses colectivos interpuesta por Gilberto Rúa, en representación de sus hijos, contra el diario Meridiano con el objeto de que se ordenara al periódico deportivo no publicar clasificados de contenido pornográfico.

Además, exhorta a Conatel a que revise el contenido de las canciones  para determinar si se pueden difundir en horario para todo público o restringido.

 

Viola la Constitución. El abogado Ramón José Medina afirmó que la sentencia constituye una grave violación de la Constitución, socava el derecho a la libertad de expresión y la libertad de prensa. En su opinión, evidentemente está dirigida a la autocensura de los medios y recrea las políticas de los estados autoritarios de Europa oriental, que inicialmente minimizaron la libertad de expresión atacando pornografía por su contenido sexual.

“Vemos con preocupación que este tipo de restricciones a la libertad de expresión será extensiva a la publicación de noticias o fotografías violentas, con lo que fácilmente puede preverse este tipo de conductas para evitar la difusión de noticias o imágenes relativas al caos, inseguridad y disturbios en el país”. 

Lo excesivo. Carlos Correa, director de Espacio Público, dijo que para evitar que niños y adolescentes vean avisos con contenido sexual podría ser suficiente que se les ponga a las publicaciones un cintillo que advierta que son solo para adultos. Y no que en aras de proteger a los infantes se cercene el derecho de los demás. “Lo que se propone es excesivo.  A partir de la protección de niños  hay una censura, una situación de extralimitación”.

Agregó que entonces el “Cantar de los Cantares” de la Biblia tendría que ser objeto de esas restricciones, porque se trata de un poema que habla de amor y sexo. “Hasta los boleros de Agustín Lara podrían ser prohibidos”.