• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Falcón: Tenemos que ir a los barrios y entendernos con la gente más pobre

El gobernador del estado Lara, Henri Falcón

El gobernador del estado Lara, Henri Falcón

Aseguró que está dispuesto a contribuir con el crecimiento del liderazgo que ha logrado Henrique Capriles Radonski

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Henri Falcón se distingue por haber consolidado un liderazgo que no está sometido a la aprobación ni del oficialismo ni de la oposición. Lo demostró el 16 de diciembre, cuando fue reelecto gobernador de Lara y venció a la maquinaria chavista y a la abstención, pese a que en febrero de 2010 anunció su separación del oficialismo.

Desde 2000 ha ocupado cargos importantes como político en el estado Lara. Durante dos períodos consecutivos fue alcalde y en 2008 fue elegido gobernador de la entidad, y ese año fue quien obtuvo el mayor porcentaje de apoyo en el país, con 73,15 %, que equivale a 448.536 votos. En esa campaña se diferenció del resto de los candidatos del PSUV porque no utilizó su imagen junto a la del presidente Chávez en propagandas.

Aunque en los comicios regionales la oposición sólo ganó en Miranda, Lara y Amazonas, Falcón considera que se debe aprovechar el liderazgo que algunos políticos han logrado en otros estados para llevar el mensaje de la visión de país por la que apuestan en los sectores populares.

--¿Cómo ve el proyecto opositor con un mapa rojo? Parece que su liderazgo y el de Henrique Capriles fue lo único que preservó la oposición. --Lo que debe preocuparnos, tanto a quienes conformamos la oposición en Venezuela y al Gobierno, es el alto índice de la abstención en un proceso tan importante como el de las elecciones regionales. Más allá de eso, no hay duda de que en unos estados donde no ganamos hay liderazgos consolidados, como el de Pablo Pérez, Julio César Reyes, Richard Mardo, Andrés Velásquez y otros.

--¿A qué se debió la abstención: a la fecha o a que algunas personas estaban inconformes con los resultados del 7-0? --No hay duda de que la fecha no fue la más apropiada.

Era la época decembrina, la gente prefiere ir a la playa o a una tienda. No se tomaron las previsiones del proceso del 7 de octubre. Había centros comerciales abiertos y creo que una de las variables que cobra más fuerza es la desconfianza de una parte de la población hacia el sistema electoral por los resultados de las elecciones presidenciales.

--¿Qué mensaje le da a esas personas que no confían en el CNE en vista de que vienen otros procesos electorales? --Que no podemos abandonar la lucha porque tengamos o no una postura distinta frente al árbitro. Tenemos que reorganizarnos para poder avanzar hacia el proyecto que soñamos hace años atrás.

--El ex candidato por el PSUV, Luis Reyes Reyes, tiene seguidores. ¿Qué hará con ellos y con los proyectos comunales que aspiran llevar a cabo? --En el ejercicio de la función pública nos hemos caracterizado por trabajar para todos por igual. Yo no hago exclusión ni asumo actitudes revanchistas, y mucho menos radicalismos obtusos. Simplemente me dejo llevar por el sentido común, por la lógica de las cosas. Si soy el gobernador para dirigir los destinos de un estado, debo entenderme con todos en la diversidad, con un gobierno que tenga una política de diálogo y de inclusión.

--Además de hacer un llamado a quienes se abstuvieron y no confían en el proceso electoral, ¿qué debe hacer la oposición? --Lo primero que tenemos que hacer es afianzar la unidad. Tenemos que ir a los barrios y a los sectores más deprimidos de la población a entendernos con la gente más pobre, a mostrarles que sí existe la posibilidad de un país distinto, donde podamos atender los problemas más recurrentes en la población, el problema de la violencia y la inseguridad, el alto déficit habitacional, los problemas del empleo y el desabastecimiento y la situación caótica de los servicios públicos, de energía eléctrica, agua potable y aguas servidas.

--¿Atender a los más necesitados pudiera ser uno de los éxitos del chavismo? --Creo que a diferencia de nuestro planteamiento, se maneja mucho el clientelismo, el populismo, el chantaje, la mentira y la manipulación, y nosotros debemos dejar todos esos vicios. Un gobierno nuevo debe entrar de plano con la verdad, con la palabra, pero también con la eficacia. Es totalmente distinto a eso etéreo, engañoso.

--¿En qué se va a basar en su nueva gestión? Hay quienes aseguran que la inseguridad es un problema en la entidad. --En materia de violencia y de inseguridad, nosotros no nos escapamos. Es un problema estructural nacional. No somos una isla en Venezuela. Lo que sucede en Lara es lo que sucede en Caracas, en Aragua, en Vargas, en Yaracuy y en todos los estados. No hay un plan nacional que trate el problema de la violencia en el país, sólo pañitos de agua caliente que pone el Gobierno, y algunas veces se quiere recostar esa responsabilidad a las gobernaciones.

--A su juicio, Henrique Capriles Radonski es el principal líder de la oposición Venezolana, pero usted como político ¿qué aspira después de su segundo período en la gobernación en Lara? --Capriles Radonski tiene un liderazgo ganado en el país. Él es hoy una referencia importante para Venezuela y sería muy mezquino pretender disputarle ese liderazgo. Lo más lógico y sensato es contribuir con el crecimiento de ese liderazgo.

Más allá de las aspiraciones que pueda tener uno como político, está lo que le convenga al país.

No son mis aspiraciones, es lo que se quiere para Venezuela.

--Usted tuvo una buena relación con el vicepresidente de la República, Nicolás Maduro.

¿Aspira reunirse con él? ¿Qué quiere lograr? Estamos dispuestos a dialogar con ellos dada la situación con el Presidente de la República y la situación económica en el país.