• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La FANB cerrará hoy otros cuatro municipios en Táchira

El oficialismo marchó en apoyo a Maduro en Caracas con militantes del PSUV traídos por gobernadores | Foto José Pacheco

El oficialismo marchó en apoyo a Maduro en Caracas con militantes del PSUV traídos por gobernadores | Foto José Pacheco

El presidente Nicolás Maduro planteó una reunión con su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos: “Es hora de vernos las caras”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde esta madrugada a las 5:00 comenzó el cierre de otros cuatro municipios en Táchira. El presidente Nicolás Maduro extendió la medida a las localidades de Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericana.

La resolución implica la movilización de 3.000 soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a quienes Maduro les ordenó buscar a los responsables de un nuevo ataque contra militares, y ejecutar “un plan especial de cierre”. “Hay que limpiar de paramilitarismo, criminalidad, bachaquerismo, narcotráfico”, pidió el mandatario al sector castrense en un acto en Miraflores convocado por el oficialismo para apoyar las medidas excepcionales.

En su discurso, transmitido en cadena nacional, Maduro lamentó que su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, no atendiera la frontera, a pesar de que hace un año le planteó elaborar un plan para combatir la delincuencia organizada. “Colombia no hizo nada, solo se entregó Cara e’ Niña, de la banda Los Urabeños, por la presión que hicimos. Santos destruyó en Cúcuta los preacuerdos logrados por las cancillerías y los ministros de la Defensa”.

Ante el reclamo de Santos de que Maduro no responde las llamadas telefónicas, lo instó a “acomodar las agendas” y mantener una reunión, sin precisar el día. “Llegó la hora de vernos la cara. Estoy dispuesto a reunirme con Santos donde quiera y cuando quiera para ponerle el cascabel al gato. Discutir temas como narcotráfico, paramilitarismo. ¡Hagamos historia! Quiero una frontera de paz”, expresó rodeado del Alto Mando Milita, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ministros y candidatos al Parlamento.

El encuentro Maduro-Santos no podrá ser este fin de semana porque el jefe de Estado venezolano anunció que hoy viajará a Vietnam y China, donde suscribirá convenios financieros y programas de cooperación agrícola.

“Revolución de cuatro bolas”. En un intento por buscar soluciones a la disputa con Colombia y atender problemas sociales, Maduro propuso seis ideas: 1.- Que Unasur dirija una “comisión de la verdad suramericana” sobre el narcotráfico y los paras, sin la participación de otro foro mundial. “La OEA no la reconocemos para que se meta en nuestros asuntos. ¡Fuera la OEA!”, advirtió. 2.- Que las UBCH, CLP, Polo Patriótico, colectivos y movimientos sociales constituyan, “desde hoy”, el “movimiento de colombianos residentes en Venezuela”. 3.- Ordenó seguir el censo poblacional en los primeros seis municipios, Zona Militar 1, donde suspendió las garantías, y que se concrete su reestructuración. 4.- Anunció que harán censo en los urbanismos de la Misión Vivienda para proceder a la entrega de títulos de propiedad. 5.- En Miraflores se reunió con el Comando Presidencial para dar inicio al plan de siembra de caraotas en 100.000 hectáreas. 6.- Giró instrucciones para instalar en todo el país “los mercales a cielo abierto”.

Maduro manifestó que mantendrá el cierre de la frontera hasta que Colombia prohíba la venta de productos venezolanos y acabe con el “ataque a la moneda nacional”: “Tomaré medidas estructurales y radicales. ¿Quieren que sea débil ante la oligarquía colombiana? ¿Hasta cuándo Colombia va a cerrar los ojos de los problemas exclusivamente de ustedes? Presidente Santos, no se preste a una guerra contra el pueblo venezolano ni a la campaña de odio de televisoras de Colombia, que mienten y manipulan”. Sin embargo, dijo que mantiene su “mano dura” y que no se doblegará ante nadie: “En Venezuela no hay un gobiernito, sino una revolución con cuatro bolas, una revolución antioligárquica, antiimperialista y profundamente chavista, ¡carajo!”.