• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Expresidentes confían en que la democracia volverá

Los exmandatatios pidieron a la oposición venezolana estar unida para enfrentar retos | Foto: Omar Véliz

Los exmandatarios pidieron a la oposición venezolana estar unida para enfrentar retos | Foto: Omar Véliz

Sebastián Piñera, Andrés Pastrana y Felipe Calderón aseveraron que la transición, para ser exitosa, debe ser constitucional y pacífica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Su visita no fue un acto de injerencia, le aclararon al gobierno. Vinieron a discutir sobre las condiciones necesarias para la democracia y transmitir la esperanza de que en Venezuela es posible recuperarla, con unidad, a través de mecanismos constitucionales y en paz.

Los ex presidentes Andrés Pastrana, de Colombia; Sebastián Piñera, de Chile, y Felipe Calderón, de México, admitieron estar preocupados por la realidad de los derechos humanos y las libertades en Venezuela, pero aseguraron que su contribución por mejorar la situación no cesará al retornar a casa: “Nos vamos preocupados, pero ocupados”, aclaró el chileno.

Los exmandatarios vinieron para intentar –aunque les negaron el permiso– visitar a Leopoldo López en Ramo Verde y participar en el foro “Poder ciudadano y la democracia de hoy”, que se realizó ayer y fue organizado por María Corina Machado. En el acto, todos coincidieron en que en Venezuela están dadas las condiciones para una transición.

“Los venezolanos tienen en sus manos los mecanismos para lograr una transición política, que debe darse en paz. Siempre serán los mecanismos constitucionales los que apoyamos, por eso firmamos la Carta Democrática. Hay etapas en que se tiene que sufrir para llegar a la transición”, señaló Pastrana.
Ese sufrimiento lo comprobaron de primera mano cuando vieron a niños con caras tristes haciendo colas para comprar comida en Plaza Venezuela. “¿Por qué están tristes?”, les preguntó Pastrana. “Porque estamos aquí desde las 7:00 am y se acabó el pollo”, le respondió un niño.

Los exmandatarios se sorprendieron por el desabastecimiento en un país con las reservas de petróleo más grandes del mundo.  Calderón lamentó que la gente sufra por hambre, escasez, inseguridad y la crisis de salud.

Pastrana confió en que la transición es posible, pero si se combate la polarización con una lucha no violenta. “Es la única forma de llegar al corazón del adversario y si no lo logramos, al menos ganaremos el corazón del que está expectante”, afirmó.

Advirtió que ningún esfuerzo rendirá frutos si en la oposición no hay unidad: “¿Cómo ir de autoritarismo a democracia? Con la unidad de sus ciudadanos, de la oposición democrática. No sé qué haya entre ustedes, pero espero que lo resuelvan, por el bien de Venezuela. Me hubiese gustado estar también en un foro con Henrique Capriles”.

Machado afirmó que la transición está en desarrollo, pero advirtió que requiere generar confianza en los seguidores del oficialismo de que no habrá represalia. “Al pueblo, en la calle y en las urnas le ha llegado la hora de la victoria”, afirmó.

En el foro también participaron Antonio Ledezma, Luis Chataing, Cecilia García Arocha, Asdrúbal Aguiar, Antonio Canova, David Smolansky y varios dirigentes de la MUD, entre otros.

Condiciones. Calificar el tipo de régimen venezolano no resultó sencillo. Calderón fue claro y habló de autoritarismo. Piñera dijo: “Definir una democracia es muy difícil, es como definir el amor. Uno sabe si hay amor o si no hay”.

Preguntó a la audiencia si en Venezuela se cumplen las condiciones mínimas para que haya democracia: división de poderes, Estado de Derecho, respeto a los derechos humanos y respeto a la oposición. La audiencia gritó un rotundo “no”, a lo que el exmandatario respondió: “Entonces es tiempo de soñar una Venezuela libre”.

Pastrana lamentó las violaciones de los derechos humanos, como comprobaron con las víctimas de la represión que escucharon el domingo y con el intento fallido de visitar a López.

Los expresidentes pidieron la libertad de López, a quien calificaron de preso político. Pastrana leyó una carta que le escribió el dirigente, en la que habla de la necesidad urgente del cambio por vías constitucionales y les pide que transmitan a sus países y a otras naciones lo que ocurre en Venezuela.

Los dirigentes admitieron la pasividad de América Latina, por la solidaridad ideológica de algunos países con el gobierno venezolano. Pastrana lamentó el silencio cómplice de Juan Manuel Santos.

Piñera pidió a la comunidad internacional estar atenta: “Llegó el momento de que países y organizaciones hagan dominar el compromiso de la Cartas Democrática”.

A Maduro. Los exmandatarios coincidieron en que Maduro ignora la historia latinoamericana al acusarlos de recibir dinero del narcotráfico.

Pastrana le recordó que estuvo secuestrado por Pablo Escobar y que extraditó a 137 capos de la mafia. “Maduro promovió a Ernesto Samper en la Unasur. La campaña presidencial de Samper sí fue financiada por el narcotráfico”, señaló.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, expresó el apoyo de su gobierno a la visita a Caracas de Piñera. “Esta es una visita privada del expresidente y nosotros no podemos decirle qué tiene que hacer y qué no tiene que hacer. Lo que sí corresponde es apoyarla”, sostuvo.

Pastrana explicó por qué se refirió a Maduro como paisano: “Nacimos todos en la Gran Colombia. Somos paisanos”, dijo sonreído.