• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Expresidentes activaron “task force” por la observación calificada

El CNE es el que puede invitar a organismos internacionales a participar en las elecciones | Foto Archivo El Nacional

El CNE es el que puede invitar a organismos internacionales a participar en las elecciones | Foto Archivo El Nacional

El lobby internacional logró que líderes del Club de Madrid se dividan países e instituciones para impulsar comicios justos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde varias instancias, nacionales e internacionales, se trabaja para que se concreten los comicios parlamentarios y cuenten con observación electoral calificada de la Unión Europea, la OEA y las Naciones Unidas. La presión interna, con más de 90 venezolanos en huelga de hambre, se complementa con un fuerte lobby internacional: el Club de Madrid, que reúne a más de 100 expresidentes de 70 países, activó un “task forcé” (fuerza operativa) para lograr que diversas regiones se unan a la solicitud de elecciones justas.

Informantes aseveran que los expresidentes se dividieron países e instituciones de acuerdo con la influencia de cada quien. “Por ejemplo, Bill Clinton (Estados Unidos) tiene un equipo político en Miami para ayudar a Venezuela”, señalaron.

Vaira Vike-Freiberg, presidente del Club de Madrid, ratificó el jueves el compromiso de esta organización con la democracia de Venezuela y la libertad de los presos políticos. Informó que se reunieron con altos funcionarios de la UE, les presentaron un informe de la situación de Venezuela y pidieron a ese organismo y a la OEA incorporarse a la observación internacional.

Hecho parte del trabajo, la Unasur, la OEA y la UE manifestaron interés por participar; ahora el Consejo Nacional Electoral debe invitarlos formalmente.

De momento, solo Unasur tiene el aval.

Desde 2012 el CNE y la Unasur tienen un convenio de cooperación. El 19 de marzo de 2015 el Poder Electoral solicitó al secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, que enviara una misión de observadores a las parlamentarias y a las primarias de la MUD y del PSUV.

Pero la oposición ha insistido en que la Unasur no está capacitada para una observación de calidad. Vicente Bello, representante electoral de la MUD ante el CNE, explicó que la OEA, la UE y la ONU tienen protocolos de observación de los que carece el organismo suramericano, que en sus visitas electorales a Venezuela se ha limitado a “acompañar” los comicios.

“Vienen un par de días antes de la elección y se van, sin redactar un informe. La OEA, la UE y la ONU se toman un tiempo para formar un equipo de expertos de distintos países, con pasos detallados que debe seguir la misión; monitorean hasta los medios de comunicación del país al que van durante meses; analizan el registro electoral; mandan analistas de opinión pública y hasta expertos en leyes electorales”, señaló.

El comienzo. El lobby por unos comicios justos comenzó con gestiones de Ramón Guillermo Aveledo y continuó con el viaje de Jesús Torrealba a Europa a principios de año. El secretario ejecutivo de la MUD aseguró que la UE le manifestó su total interés por venir a Venezuela.

De acuerdo con fuentes, otro que ha ayudado a que la crisis de Venezuela se solucione a través de la vía electoral es Thomas Shannon, consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos. Se ha reunido con el presidente Nicolás Maduro y con la oposición. En el ámbito internacional, ha buscado la observación calificada. Incluso logró que el Vaticano ayude a la democracia en Venezuela.

Enrique Márquez, de UNT, aseveró que la preocupación de los organismos internacionales es genuina, pero no suficiente. “Es necesaria la voluntad política del gobierno. Nosotros mantendremos la presión. Claro que se ha hecho lobby internacional y es necesario, pues los puentes que se intentaron construir con el gobierno se han roto. Creemos que con la presión interna e internacional se puede generar la opinión pública necesaria para que el gobierno acepte”, señaló.

Bello advirtió que hay que presionar: “Si se tardan mucho en admitir la observación, los organismos no tendrán tiempo de organizar sus misiones”.

 

El Dato
Aníbal Sánchez, consultor electoral de Copei, subrayó la importancia de que la observación electoral calificada dure los 161 días que tarda en realizarse el proceso electoral desde su convocatoria: “Es elemental que se definan los protocolos en las 17 auditorías que se hacen al sistema electoral. Que el CNE defina qué pueden hacer quienes vengan. A los que han venido de Unasur ni les dejan tocar el cuaderno de votación y ni se quejan. El CNE se reserva todo tipo de información. Se convierten turistas electorales, mirones de palo”.

 


Oficialismo: Si vienen a crear pánico, no vengan
“Si es por mí, luego de las primarias del PSUV vamos a elecciones”, aseguró el presidente Nicolás Maduro ante la presión porque se fije la fecha de las parlamentarias.

Quería así desmentir la matriz de que suspenderían los comicios legislativos debido a que, desde mayo, las encuestas registran una caída de su imagen, lo que afectaría a los aspirantes del PSUV, que en sus afiches son identificados como “los candidatos del pueblo, los candidatos de Chávez”.

Sin embargo, en Miraflores tienen una campaña para posicionar a Maduro como “un hombre leal, que vence dificultades”, y lo comparan con Nelson Mandela (Suráfrica) y Hugo Chávez (Venezuela).

El jefe del Estado alega que los comicios los decide el CNE pero, en Venezuela, las encuestas vinculan al Poder Electoral con el Ejecutivo. La falta de comunicación Maduro-Tibisay Lucena y la ruptura del pacto entre las fuerzas del poder en el PSUV serían las causas del retardo, señalan fuentes del oficialismo.

En todo caso, lo que sí aceptan en Miraflores y en el Polo Patriótico es la presencia de veedores internacionales, pero bajo las condiciones establecidas en la Ley del Poder Electoral: que no critiquen, que no intervengan y que solo se dediquen a mirar y a “acompañar”.

La dirigencia de Patria para Todos, el Partido Comunista de Venezuela y el Movimiento Electoral del Pueblo no rechazan que venga delegaciones de Unasur, la OEA y la Unión Europea. “Sí, que vengan; más observación es garantía de transparencia#, dijo Héctor Beaujon, secretario de PPT-Carirubana, quien sostiene que el Centro Carter y la OEA han participado en otros procesos y han comprobado un hecho: “Que el CNE tiene el mejor sistema electoral del mundo. No hay nada que temer. PPT no ve problema en el acompañamiento internacional”.

El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento, Youl Yabour (PCV), coincide con Beaujon, pero señala que la decisión corresponde tomarla al CNE, no a los partidos ni al Legislativo o al Ejecutivo. “Ya Unasur tiene experiencia en esta materia, así como la OEA y la UE, solo que tienen que respetar las condiciones establecidas en las leyes venezolanas; no es intromisión. El CNE decidirá a quiénes invita y así quedará demostrado, una vez más, que el sistema electoral es auditable, que es transparente y tiene altas calificaciones de organismos reconocidos como el Centro Carter y otros de la región”.

El secretario general del MEP, Wilmer Nolasco, respalda a PPT y al PCV en sus posiciones: “¡Quienes quieran venir en son de paz son bienvenidos! Ahora, si vienen a crear zozobra y terror, que no vengan. Venezuela quiere elecciones en paz y que aquellas instituciones que son invitadas como acompañantes, sea la OEA o la Comunidad Europea, se acojan a los parámetros legales, a las normas electorales del país; es decir, a lo que disponga el CNE. Si vienen podrán ver cómo en Venezuela se respeta y se ejerce el derecho al sufragio. Los venezolanos deciden en libertad y los partidos, como el MEP, confían en el árbitro que actúa de manera responsable y transparente”.