• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Exiliados piden a ex presidentes que exijan a Maduro respeto Asamblea Nacional

Foto referencial

Foto referencial

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los ex gobernantes de República Dominicana y de Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente, viajaron a Venezuela a solicitud del Gobierno de Maduro para promover un entendimiento entre el oficialismo y la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) de Miami pidió hoy a los ex gobernantes de España, República Dominicana y Panamá que reclamen al presidente venezolano, Nicolás Maduro, "respeto" y "acatar" las decisiones de la Asamblea Nacional (AN) de ese país sudamericano.

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los ex gobernantes de República Dominicana y de Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente, viajaron a Venezuela a solicitud del Gobierno de Maduro para promover un entendimiento entre el oficialismo y la oposición.

Una visita que ha generado "asombro" en Veppex, por que, expresó en un comunicado esta organización, resulta incomprensible que estos ex mandatarios democráticos "intenten mediar con un dictador como Maduro, que lidera un Estado forajido" y "desconoce la voluntad del pueblo de Venezuela.

"Sería muy interesante que estos ex presidentes conminaran a Maduro a que acate las decisiones de la Asamblea Nacional, suelte a los presos políticos, se comprometa a no seguir violando los derechos humanos y se mida en un referéndum revocatorio", manifestó José Antonio Colina, presidente de Veppex.

Tachó la organización de "falso diálogo" la reunión de Maduro con la comisión formada por Zapatero, Fernández y Torrijos y aseguró que el primero solo "busca ganar tiempo" para salvar un "sistema fracasado que ha sumido al país en la más profunda miseria y el hambre".

La citada comisión intenta impulsar un diálogo entre los actores políticos de Venezuela para intentar rebajar los niveles de crispación en el país, que además sufre una muy grave crisis económica y social.