• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Exigen libertad de estudiantes Cotiz y Gil

Rivas podrá declarar sobre su caso a los medios de comunicación | FOTO OMAR VÉLIZ

Rivas podrá declarar sobre su caso a los medios de comunicación | FOTO OMAR VÉLIZ

El Foro Penal solicitará extender la medida cautelar a los jóvenes detenidos junto con Sairam Rivas en el campamento de la Sadel

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La orden que tenían funcionarios del Sebin era llevar a Sairam Rivas hasta la puerta de su casa. Rivas firmó su boleta de excarcelación el miércoles, alrededor de las 9:30 pm. No creyó que había obtenido libertad condicional hasta que su madre, Sandis Moreno, entró en la sede del Helicoide a buscarla.

Ahora confían en que Manuel Cotiz y Cristian Gil también obtengan medida sustitutiva de libertad.

“Esperamos que pronto esa libertad condicionada sea plena. Sairam nunca pensó que saldría primero. Creía que antes o al mismo tiempo saldrían Manuel y Cristian. Ella está muy angustiada por sus compañeros”, expresó Moreno.

Rivas acudió ayer al Palacio de Justicia para que el Tribunal 14° de Juicio le impusiera las restricciones a las que quedó sometida.

La presidente del Centro de Estudiantes de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela deberá presentarse cada ocho días, no podrá salir del área metropolitana de Caracas sin autorización ni asistir a reuniones públicas; pero sí se le permitirá declarar sobre su caso a los medios de comunicación.

Alfredo Romero, director de Foro Penal Venezolano, declaró que solicitarán que se extiendan esas medidas cautelares a los otros dos jóvenes que fueron detenidos el 8 de mayo en la madrugada, cuando funcionarios policiales desmontaron el campamento de la resistencia en la plaza Alfredo Sadel.

El 2 de septiembre se determinó que los tres irán a juicio acusados de instigación para delinquir, agavillamiento y uso de menores para delinquir.

Gil también tiene cargos por posesión de sustancias ilegales. Aún se desconoce la fecha de inicio de este proceso.

El martes en la noche había más de 200 personas esperando a Rivas frente al Helicoide, pero no la pudieron ver. Un comisario subió a Rivas y a Moreno en una camioneta con la excusa de ayudarlas con la maleta.

“Cuando nos dimos cuenta íbamos por la autopista. Salimos por la parte de atrás del Sebin”, dijo Moreno.

En el camino a Guatire –donde viven–, Rivas reclamaba que las “tenían secuestradas”, contó la madre.