• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Exhortan a Maduro a respetar libertad de prensa

Nicolás Maduro / AVN

Nicolás Maduro / AVN

Instituto Internacional de Prensa señala que las próximas presidenciales serán críticas para reporteros venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Instituto Internacional de Prensa, IPI por sus siglas en inglés, exhortó al Gobierno interino de Venezuela, encabezado por el presidente encargado Nicolás Maduro, a respetar la libertad de prensa, abstenerse de cualquier forma de acoso a la prensa opositora y a garantizar la seguridad de los periodistas en las próximas elecciones presidenciales.
Sostiene el organismo internacional con sede de Suiza que los comicios a celebrarse el 14 de abril serán una prueba de suma importancia para el estado de la libertad de prensa en una Venezuela post-Chávez.
“Ahora más que nunca el pueblo venezolano tiene el derecho de estar informado sobre los sucesos que están moldeando al país”, comentó el director adjunto del IPI, Anthony Mills.
“A menos que la prensa venezolana pueda cubrir de manera independiente los asuntos de interés público, los ciudadanos no podrán ejercer su deber democrático en las votaciones. La libertad de prensa y la libertad de expresión deben ser garantizadas en este crítico período de transición”, agregó.
Mills exhortó al presidente encargado, Nicolás Maduro, a trabajar para prevenir una repetición de los ataques a la prensa registrados en las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012. En esa ocasión, el Instituto Prensa y Sociedad registró más de 173 violaciones a la libertad de prensa, superando con creces los registros de años anteriores. El aumento en los ataques contra periodistas ha sido atribuido a la cobertura de las elecciones en un país fuertemente dividido por diferencias políticas.

Autocensura. El IPI manifestó su particular preocupación “por lo que parece ser un intento de instaurar autocensura en los medios de comunicación por parte del Gobierno”.
El organismo recordó que, la semana pasada, el canciller Elías Jaua dijo a los medios de comunicación privados que no era momento para hacerse eco de análisis político “que pudiera constituirse en una provocación para el pueblo adolorido”.
Adicionalmente, Jaua confirmó que el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, instó a los editores a “no repetir la misma falta de respeto” que algunos medios habían sido acusados de mostrar durante el transcurso de la enfermedad de Chávez.

Las cadenas. Mills enfatizó que los medios tienen la responsabilidad de servirle al pueblo, no al partido que esté en el poder en un momento determinado. “Mientras el Gobierno ha abusado con frecuencia de los medios de comunicación privados al promover su agenda política, desafortunadamente no se ha aplicado lo mismo a los medios públicos. Todos los medios de comunicación, sin importar su afiliación política, deben esforzarse por ofrecer información relacionada a la campaña presidencial con objetividad y equilibrio”, destacó.
En conversaciones con el IPI el año pasado, la directora ejecutiva del IPYS, Marianela Balbi, expresó su preocupación sobre la interferencia directa del Gobierno venezolano en el contenido de 300 medios de comunicación comunitarios financiados por el Gobierno.
“Al IPI le preocupa particularmente el uso de las cadenas, transmisiones del Gobierno que deben ser difundidas por todos los medios, tanto públicos como privados”, reza la nota de prensa divulgada ayer.
Recordaron que, esta misma semana, Maduro descalificó a su contendor Henrique Carriles durante una transmisión en cadena de radio y televisión.

Voces críticas
El Instituto Internacional de Prensa expresó ayer su preocupación por la decisión de excluir a Globovisión de la nueva plataforma de transmisión de televisión digital del país y el anuncio de venta del canal formulado esta semana.
El organismo reconoce que el canal de noticias constituye “una de las pocas voces críticas al partido gobernante”.
El IPI también manifestó su inquietud por la agresión física sufrida por la periodista colombiana que trabajaba como corresponsal en Venezuela, Carmen Andrea Rengifo y su camarógrafo Samuel Sotomayor, durante la cobertura en el Hospital Militar el 5 de marzo, día que se anunció la muerte del presidente Chávez.