• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ex funcionario del SIFA será presentado en tribunales

José Omaña, de 74 años, tiene casa por cárcel. Los medios de la época hicieron seguimiento al suceso por su gravedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las próximas horas será presentado ante los tribunales el ex director del extinto Servicio de Inteligencia de la Fuerza Armada para la región capital José Antonio Omaña Hernández, único detenido hasta la fecha por la desaparición del dirigente de Bandera Roja Noel Rodríguez en junio de 1973.

La fiscal general Luisa Ortega Díaz informó el sábado sobre la identificación de los restos de Noel Rodríguez, hallados en una fosa común del Cementerio General del Sur en Caracas. Ayer el Ministerio Público divulgó una nota de prensa según la cual el ex director del SIFA, de 74 años de edad, sería presentado en las próximas horas ante un tribunal de control de Caracas por su presunta vinculación con el caso.

Omaña Hernández fue detenido el 27 de octubre de 2012 en su casa en San Antonio de Los Altos, estado Miranda, con una orden de aprehensión solicitada por los fiscales nacionales Mery Gómez, Juan Carlos Tabares y Elvis Rodríguez y la fiscal del Área Metropolitana Alba Martínez, y librada por el Tribunal 19° de Control del Área Metropolitana de Caracas.

El 30 de octubre de 2012 el ex funcionario fue imputado por la comisión de los delitos de desaparición forzada de persona, quebrantamiento de principios y pactos internacionales, y detentación ilícita de arma de fuego. Debido a su avanzada edad, Omaña Hernández recibió una medida cautelar de arresto domiciliario. Este fin de semana Ortega Díaz informó que se libraron dos nuevas órdenes de captura, pero no reveló los nombres para no entorpecer la investigación.

Caso reabierto. A partir de la denuncia pública de la desaparición de en julio de 1973, los medios de comunicación, entre ellos El Nacional, se hicieron eco de las denuncias y peticiones formuladas por sus padres, dirigentes políticos de izquierda, diputados, estudiantes y defensores de los derechos humanos.

El 16 de agosto de 1973, los padres de Rodríguez declararon haber recibido información sobre la muerte de su hijo el 6 de agosto en Cocollar, un campamento militar ubicado en el estado Sucre. Sin embargo, desde el presidente de la República, pasando por el ministro de Relaciones Interiores, hasta los directores de la Disip, el SIFA y la Digepol negaron en todo momento la versión. El fiscal general de la época, César Naranjo Ostty prometió investigar: “A Noel lo buscamos a cómo dé lugar: vivo o muerto”, declaró el 17 de agosto de 1973. Ni sus diligencias ni las de sus sucesores fueron suficientes.

El expediente de Rodríguez fue cerrado en 1998 junto a los de otros desaparecidos en los años 60 y 70 como Víctor Soto Rojas, Nicolás Beltrán, Felipe Malaver y Alejandro Tejera. Entre 2010 y 2011 el Ministerio Público solicitó la reapertura de los casos al Tribunal Supremo de Justicia y formó un equipo de fiscales y expertos de la Unidad Criminalística para que se dedicara a las investigaciones.

“Los fiscales realizaron más de 193 entrevistas, 68 solicitudes a distintos organismos, una orden de aprehensión, 16 exhumaciones, 2 levantamientos planimétricos, 3 inspecciones técnicas, varios registros fotográficos y cientos de exámenes de laboratorio”, dijo el sábado Ortega Díaz.